Sobre la nueva limitación de Spotify en las cuentas gratuitas.

La noticia ha saltado hoy mismo, y en determinados foros de internet ha caído como un verdadero jarro de agua fría: Spotify ha asegurado a los sellos discográficos que se reducirá el número de horas disponibles para los usuarios que no cuentan con una suscripción de pago del servicio.

Estos son los cambios comunicados por Spotify:

  • A partir del primero de mayo, cualquier usuario de Spotify Free o Open que se haya registrado antes del 2 de noviembre de 2010, podrá escuchar gratis hasta 5 veces cada canción del catálogo. Los usuarios que se hayan registrado después del 2 de noviembre de 2010 verán este cambio reflejado seis meses después de la creación de su cuenta.
  • Adicionalmente, cualquier usuario Spotify Free o Open podrá escuchar gratis un máximo de 10 horas al mes música del catálogo.
  • Todos los usuarios Free o Open creados después del 2 de noviembre de 2010 gozarán del servicio actual por seis meses, después de ese tiempo tendrán estas dos limitaciones.

Hasta ahora, la única limitación que tenían las cuentas gratuitas con una cierta antigüedad era la publicidad que solíamos escuchar cada tres o cuatro canciones. Para otras había un límite de 20 horas al mes. Algo más que suficiente. Para muchos el mero hecho de quitar unos pocos anuncios nunca había sido razón bastante como para pagar por el servicio en su versión Unlimited. Eso si, la cuenta Premium si que contaba con un servicio realmente excepcional, como era el hecho de poder escuchar las canciones off-line y sobre todo el poder disfrutar del servicio en los dispositivos móviles.

Ahora, con el nuevo modelo de negocio, es probable que muchos se planteen la posibilidad de pagar una cantidad mensual para poder disfrutar de la música de forma ilimitada. Aunque también, mucho nos tememos, puede significar un antes y un después y que Spotify, referente mundial indiscutible del mundo de la música, acabe como el denostado Last.fm, que en su día  gozaba de una posición privilegiada en cualquier ordenador y que hoy, tras hacerse de pago, prácticamente ha desaparecido del panorama musical.

Eso si, sin duda es una magnífica oportunidad para demostrar a todos aquellos que nos llaman piratas que lo que siempre hemos reclamado es sencillamente el acceso a la música a un precio razonable y sin atracos abusos de las discográficas. Hoy mismo leo en Menéame un comentario del blogger y amigo Milhaud que lo resume a la perfección:

Ahora es el momento de demostrar lo que venimos mucho tiempo diciendo. Nos descargamos música porque su precio en las tiendas es abusivo, más o menos tan abusivo como su precio en iTunes, Amazon y otras páginas web para su descarga.
Spotify está ofreciendo todo su catálogo (muy amplio, como sabréis todo los que lo habéis probado), al módico precio de 5 euros al mes (en su versión unlimited) o de 10 euros al mes (en su versión premium. Esto, ya no es el precio abusivo que hemos criticado tantas veces, sino un precio bastante razonable, teniendo en cuenta que en cualquier ciudad de España una copa de las que se toman en un fin de semana valen como poco 4€ (sitios muy afortunados), o incluso 10€, como te muevas por determinados locales de Madrid, Barcelona, Bilbao o similares.
Hemos luchado por música a un precio razonable y ahora lo tenemos. Así que, por mi parte, todos los que critiquéis y dejéis de lado Spotify por ser ‘caro’, creo que estaréis dejando bien claro que lo que buscáis no son precios razonables, sino el Todo Gratis del que nos hemos querido desmarcar desde hace muchos años.

También hay quien opina que este cambio unilateral de las condiciones del contrato de Spotify ha sido algo traicionero y que subvierte completamente la relación que tenían con sus usuarios, modificando por su cuenta y riesgo unas condicones que no eran con las que se abrieron las cuentas. Y por ello, es el momento de cambiar a servicios más «transparentes» como Grooveshark.

Os dejo con esta interesante reflexión que abrirá de seguro un sustancioso debate en las redes sociales. ¿Cuál es vuestra opinión?

Anterior

Epic Fail: La captura de pantalla de la aplicación de F1 de Nokia esta tomada de un iPhone

Siguiente

Moleskine, notas con clase.

8 Comentarios

  1. Yo uso GrooveShark desde que salió y va fenomenal, pago unos 3$ mensuales (ya ves tu!) para escucharlo desde el iPhone, eso si!,la aplicación no esta disponible en la App Store porque Apple se la cargó, aunque tengo una copia antes de que la quitara, si haces el Jailbreak también la puedes descargar desde Cydia.

    Por eso Apple se la cargó, porque es muy barato y su sistema de pago a iTunes ya no es efectivo, GrooveShark es gratuito desde la web de escritorio, no hay publicidad de audio ni limitaciones, sólo una barra lateral con algo de publi, además la interfaz de GS es mucho mejor y no necesitas instalar ninguna aplicación en tu ordenador.

  2. Pues es una auténtica lástima. Este modelo de negocio era bueno para el usuario pero parece que no tanto para la empresa, aunque en este caso parece que las presiones de terceros (las discográficas) han sido clave

  3. Javier

    Cada uno busca el servicio que las le conviene, así como tambien encontramos al que quiere el todo gratis cueste lo que cueste. Pero si comparamos el precio de un CD físico (17 €) o el de un album en iTunes (9,90 €) podemos darnos cuenta que por unos míseros 4 € mensuales, con la versión Unlimited, tienes toda la música que quieras sin límite. Pienso que merece la pena.
    Comence en Spotify con la versión Open y esas 20 horas terminaron quedandose cortas, pase a la Free, pero yo queria algo más y no me importaba pagar si encima me quitaba la publicidad. Hace unos meses me pase a Premium y por 9,90 € mensuales tengo la música disponible tambien en el móvil. Poniendo mis listas en modo Off-line puedo salir a correr sin preocuparme por el consumo de mi tarifa de datos. En el trabajo amenizo las horas constantemente. Que quereis que os diga, 10 € no me sacan de pobre y el servicio es de los mejores (por ahora)

  4. Lo que es evidente es que, como dice Milhaud, le estamos dando la razón sin quererlo a quienes nos acusan de exigir el todo gratis.
    Siempre hemos defendido que el modelo actual es caro, caduco, injusto y obsoleto, y que por eso se utilizan las descargas. Ahora tenemos la oportunidad de demostrar que los que llevábamos razón éramos nosotros, no ellos. Pero si no somos capaces de pagar una cantidad irrisoria por un servicio fantástico, me temo que les daremos la razón.
    Como he dicho en Twitter, no puedo dejar de sorprenderme porque la gente pague 10 euros por un cubata sin darle ninguna importancia pero luego se rasguen las vestiduras porque les piden una miseria por todas las canciones del mundo. O casi todas, que aún falta Pink Floyd 😉

  5. Gran artículo, estoy totalmente de acuerdo. Aunque, en mi caso, mucho más tiene que ampliar su catálogo Spotify para q me abone. Parece mentira pero las canciones que más me gustan (no todas, pero muchas) no las tienen. Es comprensible pero a mi, personalmente, no me vale.

    En cuanto al paralelismo con las copas, es una verdad como un templo. Pero también es sociología de primero de primaria. Si una persona (joven) se compra una copa es porque la quiere y se la bebe y punto(a veces cueste lo q cueste), pero cuando un chaval se tiene que abonar, mes a mes, por un servicio que puede que necesite o puede que no, se siente más encadenado y no lo compra. Porque habrá meses que lo use mucho y otros que no.
    Yo solo digo lO que creo que piensa la gente. Alo mejor me equivoco.

  6. Poco que añadir… a parte de que estoy totalmente de acuerdo con el tío ese que citas :P.

    Gracias por la mención, y me alegra saber que estás de acuerdo conmigo.

  7. A mi no me parece caro ninguno de los dos servicios, si bien GS parece que está teniendo algunos problemillas, pues aún no tienen todas las licencias para tanta música.

    Un saludo.

  8. Tarde o temprano era de esperar.Las reacciones de algunos usuarios,justificando esa «trampa»,és un síntoma preocupante de la aceptación del público ante el engaño y manipulación de cualquier empresa.
    No voy a opinar esta vez si el precio es módico,etc,etc…
    Mi opinión se basa en el concepto todavía utópico de la accesibilidad y derecho individual a la cultura.
    Ante esta situación,cabe pensar en el arma más pacífica y poderosa que existe el BOICOT capaz de amedrentar a cualquier multinacional.Recuerdo hace años una conocida empresa de telefonía tuvo que acatar y bajar tarifas gracias a estratégicos BOICOTS en franjas horarias claves,los héroes en este caso fueron internautas conscientes y solidarios,hubo unión,hubo triunfo.Como dice un gran amigo ya anciano:»Al capital hay que utilizarlo,exprimirlo,y cuando se crea oportuno desecharlo»

1 Pingback

  1. Bitacoras.com

Responder a jobu Cancelar la respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Creado con WordPress & Tema de Anders Norén