Noticias

iCloud, cambiando el concepto de música digital.

Comparado con comprar libros electrónicos, crear una colección de música digital es una molestia. Los ebooks comprados de forma directa en las tiendas digitales como Amazon.com son transferidos directamente a los dispositivos de lectura como el Kindle vía wifi o 3G de forma totalmente automática y sin que el usuario deba hacer nada. Además son respaldados en la nube por los servidores de Amazon.com. Una canción digital, por el contrario, suele ser descargada a un ordenador y luego debe ser sincronizada a un iPod, iPhone u otro dispositivo. Si pierdes tu Kindle, siempre podrás volver a descargar tu libro electrónico. En cambio, si se daña el ordenador o el iPod cae en la bañera, la canción se hunde con él.

Hasta ahora.

Mover la música a la nube ha sido un objetivo difícil de alcanzar para las grandes empresas de tecnología y sus homólogas de la industria musical hasta ahora. En los últimos dos meses, Amazon y Google han dado a conocer sus propios servicios de música en la nube, aunque con críticas variadas y en ocasiones incluso con la indiferencia de los consumidores. Estos nuevos servicios permiten a los usuarios subir sus colecciones de música digital a los llamados casilleros digitales, a través de Internet y desde ahí transmitir las canciones de su propiedad a una variedad de dispositivos. Ambos son limitados, ya que ni Google ni Amazon pudieron llegar a un acuerdo con las discográficas. Los ejecutivos de las empresas que controlan el mundo de la música dicen que están negociando para asegurarse de los beneficios de la transición a la nube. Puede ser la última oportunidad para detener la piratería y los años de caída de las ventas dados los últimos desengaños que los consumidores se han llevado con Spotify.

Apple parece haber resuelto este enigma de la nube. Han llegado a acuerdos con tres de los cuatro principales sellos discográficos y están cerca de alcanzar un acuerdo con el cuarto, Universal Music. La compañía podría darnos un preview de sus planes en la nube, según rumores, la próxima semana, en la WWDC 2011.

La industria de la música sin duda estará observando muy atenta para ver si Steve Jobs y Apple. han descubierto una manera de calmar las ansiedades del negocio de la música mientras crean una forma fácil de usar un servicio flexible que no es demasiado caro.

“Con una billetera lo suficientemente grande, cualquier persona puede llegar a un acuerdo con las discográficas”, dice Michael Robertson, fundador de un servicio sin licencia de música en la nube, llamado MP3tunes, que está catualmente en un pleito con EMI.“La cuestión es si el servicio de música en la nube de Apple será fácil de usar”.

El servicio de música de Apple, bautizado en la red como iCloud, bien podría representar el futuro de la música digital. Armado con las licencias de los sellos discográficos y editoras, Apple será capaz de escanear las bibliotecas de música digital de los usuarios en iTunes y rápidamente hacer un mirror de dichas colecciones en sus propios servidores. Si la calidad del sonido de una canción en particular en el disco duro de un usuario no es lo suficientemente bueno, Apple será capaz de reemplazar dicha canción con una versión de calidad superior. Los usuarios del servicio podrán escuchar sus canciones y albumes vía streaming, cuando lo deseen, directamente desde el PC, iPhone o iPad. Y la industria de la música tiene una oportunidad de seguir ganando dinero.

Lo que es probable como ha ocurrido en ocasiones anteriores es que si al final, después que Apple lance su servicio y los competidores (Google, Amazon, etc.) vean que funciona, estos traten de hacer lo mismo, es decir, pagar por las licencias,. El problema es que, como otra veces, para cuando eso ocurra Apple quizás ya les llevará demasiada ventaja.

|Fuente Bloomberg Businessweek y Applediario