tutoriales

Cómo instalar un Certificado de Firma Digital en Mac con Safari.

Vaya por delante la advertencia de que el de hoy no es un tutorial sencillo. Pero no es un tutorial sencillo ni más ni menos porque las Administraciones Públicas de este país han decidido que no lo sea. Lo han decidido al no seguir al pie de la letra los estándares para que cualquier ciudadano, independientemente del sistema operativo que utilice y del navegador con el que acceda a internet, pueda acogerse a los servicios digitales que ofrecen. De modo que, en primer lugar y antes de comenzar, queremos denunciar enérgicamente a una Administración que no facilita los trámites digitales para según que ciudadanos. No puede justificarse en modo alguno que en los tiempos que vivimos y en los que el mercado digital no está tan fragmentado que haga imposible mantener una cierta uniformidad (y aunque lo estuviera), unos trámites ya de por si tremendamente farragosos se transformen en una auténtica odisea si los que se deciden a hacerlos usan Mac, Safari o Chrome. Y menos mal que no hablamos de Linux, Solaris, Konkeror…

Dicho eso, vamos a ver cómo es el (gracias, Administración Pública), todavía complicado modo de instalar un certificado de Firma Digital en Mac.

En primer lugar, vamos a explicar en pocas palabras qué es la firma digital. Podríamos definirlo de forma sencilla como un certificado que emite nuestro ordenador mediante el que asegura a la web de la Administración en la que queremos hacer un trámite, que el que está tecleando somos nosotros y no otra persona. Ejemplos: presentación de la declaración de hacienda directamente en la web de la Agencia Tributaria, gestiones con la página de tráfico, censo electoral del ayuntamiento, cambio de domicilio fiscal, etc…

En todas ellas, para la mayoría de los trámites es necesario, o bien acudir personalmente, o hacerlo desde nuestro ordenador,. Para poder hacerlo con la seguridad que requiere nació el denominado proyecto CERES (CERtificación ESpañola) que lidera la Fábrica Nacional de Moneda y Timbre, y que garantiza la confidencialidad y seguridad de las comunicaciones con las distintas administraciones públicas a través de internet. Los usos, como vemos, son muchos y es francamente recomendable contar con este servicio -gratuito por supuesto- por la comodidad y facilidad de uso… eso sí, una vez instalado. Pero esto, como vamos a ver, no es tan sencillo.

Ya que nos hemos decidido y somos conscientes de la utilidad de este servicio, los pasos para instalar en nuestro Mac un Certificado son los siguientes:

1.- En primer lugar y desde esta web solicitamos un código que se nos dará una vez introducido nuestro NIF. Tan solo deberemos apuntarlo en algún sitio, bien en un papel tradicional, o mejor aún, en Evernote, para poder tenerlo disponible cuando lo necesitemos. (Esto último es opcional, claro).

2.- Una vez obtenido el código, debemos acudir personalmente a alguna oficina de la Administración emisora de certificados. Lo más cómodo y habitual es acudir a la Delegación de Hacienda, Seguridad Social, etc. Allí nos solicitarán nuestro DNI y el código que apuntamos en el paso 1. Tomarán nota y nos informarán que en unas horas estará disponible el certificado para su descarga. En mi caso me solicitaron el email para informarme de cuándo estaría disponible el certificado.

3.- De vuelta en casa y tras haber recibido el email de confirmación (unas 8 horas) accedemos a la segunda parte de la web en este enlace en el que introduciremos nuestro NIF y de nuevo el código del paso 1.

4.- Aquí llega la parte donde la cosa se pone divertida. Aunque tanto en la web como en la propia Delegación de Hacienda nos dicen que tenemos que cumplir todos los pasos en el mismo navegador, he podido comprobar que esto no es así. En mi caso solicité el certificado desde Chrome y lo tuve que descargar desde Safari, ya que Chrome por algún oscuro motivo, no está entre los navegadores que permiten descargar el certificado, aunque si usarlo como veremos más adelante.

Por tanto, deberemos entrar en el enlace anterior desde Safari y descargar de este modo archivo sin extensión con el nombre “descargarCert” Una vez guardado (en el escritorio, por ejemplo), deberemos usar para abrirlo un editor de texto como TextMate. El programa es de pago, pero se puede descargar una versión de prueba de 30 días perfectamente funcional.

Usaremos TextMate para dividir el código del archivo en líneas de 75 caracteres. Esto es más sencillo de lo que parece en un principio. El archivo contiene código plano y deberemos situar el cursor en cada una de las líneas e ir fijándonos en la parte de abajo del programa para pulsar ENTER cada vez que haga el número 75. Se ve más claro en esta captura:

Si nos fijamos en la parte remarcada en rojo, vemos como el cursor está situado en la línea 5, columna 75. Ahí debemos pulsar ENTER para que línea a línea, nos quede un bloque de texto en el que todas las líneas tiene 75 caracteres salvo la última que es menor. Ahora simplemente guardamos cambios y cerramos el programa.

5.- El siguiente paso es acudir al Terminal (como sabemos se encuentra dentro de Aplicaciones>Utilidades) y teclear el siguiente comando una vez situados en el mismo directorio donde está el archivo, el Escritorio en nuestro caso (copia y pega):

openssl pkcs7 -in descargarCert -outform DER -out certificado.der -print_certs

.

Esto nos habrá generado un archivo en el escritorio que se llamara certificado.der Por el momento lo dejamos donde está.

6.- Ya casi hemos acabado. Tan solo debemos descargar el Certificado Raiz de la Fábrica Nacional de Moneda y Timbre.

Tras estos pasos habremos obtenido en nuestro escritorio dos archivos que, ahora si, tan solo con hacer doble clic en ellos se instalar en la utilidad Llaveros desde la que todo el sistema los usará de forma automática en nuestros trámites con la Administración.

Podemos comprobar si entramos en Llaveros (Aplicaciones>Utilidades>Acceso a Llaveros) como están en su lugar correspondiente. Es recomendable hacer una o varias copias de estos archivos, pues pueden ser utilizados tras formatear el ordenador sin tener que volver a repetir todo el proceso:

 

Y ahora ya si, tras todos estos pasos, podemos utilizar nuestro ordenador de forma segura y cómoda en nuestros trámites con la Administración. ¿Quién dijo que Mac era sencillo? 😛