Entrevistas

Entrevista a Félix, de la Biblioteca de Trantor

Los años me han enseñado que la vida da giros inesperados y que muchas veces poco importa lo que uno estudie o a lo que pretenda dedicarse. La vida simplemente se abre camino.

Cuando nos pusimos en contacto con Félix para proponerle inaugurar una nueva sección de entrevistas en ThinkFuture pareció un poco sorprendido. A veces da la impresión de que no ha terminado de asimilar el éxito que está cosechando con cada uno de sus episodios del Podcast La Biblioteca de Trantor, todo un referente en el mundo digital para aquellos aficionados a la ciencia ficción, a la fantasía, o simplemente al buen podcasting. Miles de oyentes de cada uno de sus episodios avalan un trabajo y una trayectoria que -como veremos- no se limita a su programa. Ni mucho menos.

Aceptó, por supuesto, y bajo la solemne promesa de unas buenas cervezas, su presencia entre nosotros nos sirve para entrar por la puerta grande en  una nueva sección en la que entrevistaremos a personas conocidas e influyentes del mundo 2.0: Podcaster, bloggeros, conocidos Twitteros y personajes que de una u otra forma destacan en el terreno que habitualmente tratamos en nuestra web.

Félix, o M4ugan como es conocido en el mundillo de Twitter, es madrileño y está orgulloso de haber vivido siempre en Madrid. Como muchos niños de su generación estudió la extinta EGB y el Bachillerato para después caer casi de rebote en la Facultad de Estadística de la Complutense de Madrid. Allí estuvo dos años, dando tumbos entre el Algebra y el Cálculo Infinitesimal sin saber muy bien qué hacer con su vida hasta que finalmente decidió colgar los libros sin terminar la carrera y ponerse a trabajar. Tras un par de años deambulando de empleo en empleo -desde la asistencia telefónica en una cadena de televisión de pago o técnico reparador de PCs a montador de redes locales en una academia de informática- finalmente entró a trabajar en una gran compañía aérea. Y ahí sigue a día de hoy 15 años después, entre pájaros de metal, como le gusta llamarlos, ejerciendo un interesantísimo trabajo de Coordinador de Handling (Flight Dispatcher en el término anglosajón).

En lo que respecta al mundo 2.0, Félix es como hemos dicho muy conocido entre la podcasfera como el creador y director de la fantástica Biblioteca de Trantor, un podcast de fantasía y ciencia ficción en el que, con una cadencia quincenal, nos deleita con apasionantes episodios narrados por él mismo o en ocasiones con algún acompañante.

En primer lugar, Félix, muchísimas gracias por atender esta petición de entrevista y sobre todo por inaugurar con tu presencia esta nueva sección de ThinkFuture.

Gracias a vosotros por contar conmigo.

Cuéntanos un poco cómo surgió la idea de crear un podcast y por qué precisamente de Ciencia Ficción y Fantasía. ¿Cuanto tiempo llevas con él? ¿En qué otros proyectos participas?

Todo empezó con mi primer Mac. Allá por Octubre de 2008 y después de toda una vida de PCs con Windows y algún que otro ligero flirteo con Linux, decidí dar el salto a la manzana mordida. Fue uno de aquellos primeros MacBook de aluminio, que no solo cambió mi forma de relacionarme con los ordenadores y potenció mi creatividad, sino que indirectamente también me descubrió el mundo de los podcast, pues a raíz de comprar aquel primer Mac comencé a escuchar podcast maqueros y a descubrir poco a poco el mundo del podcasting.

Así pues, como la mayoría, comencé como oyente. Primero de podcast de tecnología y temática maquera para después ir ampliando el repertorio. Tras unos meses escuchando podcast llegó la inevitable pregunta. ¿Podría hacer yo algo similar? Desde el principio tuve claro que la temática tecnológica estaba descartada dada la palpable sobrecarga de podcast de esta temática y supe que mi podcast, si quería que tuviera una vida larga, debería tratar de algo que me apasionara. En ese momento todo estuvo claro: literatura y cine de ciencia ficción y fantasía.

Así fue como en Noviembre de 2009 y tras liar a un amigo para que me acompañara en esta aventura, nació La Biblioteca de Trantor, con aquel primer episodio piloto que más bien fue un “a ver qué sale”. Grabamos 3 episodios mas juntos y este amigo tuvo que dejar el proyecto por problemas familiares. Me vi solo ante el peligro. Aquel fue un punto de inflexión para el podcast, en el que estuve a punto de dejarlo. Por suerte continué y al final la criatura ha ido encontrando su propio camino. Me gusta pensar que es un ente vivo que va evolucionando con el tiempo junto a mi.

Actualmente, además del podcast también colaboro con el blog de reseñas literarias El Hojeador escribiendo reseñas de libros de vez en cuando.

Viendo la profesionalidad con la que te mueves en un medio tan parecido a la radio, (aunque algunos podcaster como el conocido @emilcar no son partidarios que se le compare sus episodios con programas de radio) parece que esto lo hubieras hecho antes. ¿Hubo algún otro proyecto anterior que no conozcamos? 

Muchas gracias por el piropo, pero sinceramente nunca había hecho nada en este mundillo del audio. Me queda mucho que aprender todavía. De hecho, y aunque pueda parecer contradictorio, nunca he sido oyente de radio. No es un medio que me llame la atención en líneas generales. Pero el podcasting no es radio, para mi es otra cosa. Además, siempre he sido culo inquieto y me ha gustado probar cosas nuevas y estar metido en mil historias. Y esto me da pie para enlazar con la pregunta sobre mis proyectos pasados.

Ya desde mediados de los años 90, cuando internet comenzaba a perfilarse tímidamente en España a golpe de módem de 14.400 e Infovía, siempre me gustó tener alguna web. Aquellas primeras webs limitadas a texto y gifs animados ni siquiera se llamaban blogs. Tuve una web literaria durante un tiempo, en la que la gente me mandaba sus poesías y cuentos cortos por email y yo los publicaba.

Otra de mis grandes aficiones de siempre, desde aquel primer Spectrum a principios de los años 80, han sido los videojuegos y por los años 90 estuve en el grupo que creó y sacó adelante, junto a Pep Sanchez y unos cuantos colaboradores más, la revista de videojuegos Meristation, que llegó a convertirse en la web sobre videojuegos número uno en castellano y que hoy día sigue siendo un referente. Me ocupaba de la sección de Artículos, cree y llevé durante un tiempo una sección que aún se mantiene hoy día y que se llama “El Quid de la Cuestión” y también hacía análisis de algunos juegos, principalmente MMORPG´s y shooters. En Meristation estuve durante los primeros años de vida de la revista, hasta el 2003 o 2004 aproximadamente, momento en el que me desvinculé por diversos motivos. Durante esos años también estuve escribiendo sobre videojuegos para el diario ELPAIS en su suplemento semanal CyberPais. Como ves, siempre me ha gustado estar metido en algo. En los últimos tiempos le ha tocado al podcasting.

 Hemos hablado de que algunos no quieren esa comparación podcast/programa de radio. Para aquellos que aún no lo tengan claro, la pregunta del millón ¿cómo definirías un podcast?

Para mi personalmente el podcasting no es radio, es mucho más desde el mismo momento en el que le ofrece al oyente la posibilidad de confeccionar su propia programación para escucharla dónde y cuando quiera. Me gusta pensar que la radio se oye, pero el podcast se escucha. El oyente de podcast tiene mucha más intencionalidad que el oyente de radio. Desgraciadamente, como contrapartida, el oyente de podcast necesita de una mayor cualificación tecnológica para acceder a los contenidos, pese a que en los últimos años la sindicación por RSS y otra serie de facilidades han convertido el podcasting en algo mucho más accesible para el gran público. Aun así, siempre será mucho más fácil acercarse al receptor de radio y simplemente darle al botón de encendido. En eso la radio tiene ventaja.

Pero ¿y a tí personalmente? ¿Qué te aporta el podcasting?

El podcasting me aporta, principalmente, satisfacción personal. Recibir feedback de los oyentes y saber que lo que haces gusta no tiene precio. El momento de liberar un podcast creado por ti en tu propia casa con un simple ordenador y saber que desde ese mismo instante seguirá su propio camino hasta lugares y oyentes insospechados es excitante. Simplemente me parece magia.

 Seguro que durante la grabación de tus episodios hay alguna anécdota curiosa…

Claro que las hay. Durante la grabación del Episodio 7 sobre la serie BattleStar Galactica mi contertulio, Luis Mayorgas, del podcast Fuera de Orbita, tuvo constantes problemas con el micrófono y la grabación salió con un ruido de fondo tremendo que iba y venía. Por aquella época aún no grababa los audios por separado cuando grababa por Skype y mis conocimientos sobre edición aún estaban algo verdes, así que se quedó así. Parece que estamos grabando el podcast dentro de la mismísima nave Galactica.

Imágen del blog y del Podcast La Biblioteca de Trantor

 ¿Cuál ha sido el episodio que más te costó grabar y por qué. ¿Y el episodio al que tienes más cariño?

El episodio que más me costó grabar fue el de Star Wars, no ya grabarlo, sino editarlo, pues durante la grabación algún vecino de mi contertulio debía estar de obras y pegando martillazos todo el tiempo. Depurar su audio y limpiarlo de ruido en la medida de lo posible durante la edición fue una tarea ardua. Un verdadero infierno.

El episodio al que más cariño tengo puede que sea el Episodio 2, el de El Señor de los Anillos. Ya no solo porque es una obra que me apasiona, tanto en formato literario como cinematográfico, sino también porque fue el primer episodio que comenzó a reflejar como sería el podcast en el futuro, pese a la patente inexperiencia frente al micrófono que atesoramos en aquellos primeros episodios. Aunque realmente, todos ellos tienen un gran valor sentimental para mi. Son mis pequeñas criaturas.

Cuéntanos algo sobre la preparación de tus programas. ¿Cómo eliges los temas? ¿Cuánto tiempo te lleva preparar y grabar cada episodio?

Los temas van surgiendo sobre la marcha fruto de mis inquietudes literarias y cinéfilas. A veces de obras que ya conozco y otras de libros que acabo de leer hace poco o de películas que acabo de ver. Recibo muchas sugerencias de oyentes para que hable de este o aquel tema, muchos de ellos totalmente desconocidos para mi porque no he leído el libro en cuestión o no he visto la película. Es curioso, pero muchos oyentes piensan que abarco todo el conocimiento que existe sobre ciencia ficción y fantasía y por supuesto eso es imposible. Si no he leído tal libro o visto tal película es imposible que lo trate en el podcast, y leer libros y ver cine requiere una gran cantidad de tiempo, así que me limito a ir poco a poco. Hay que darse cuenta de que solo soy un aficionado más a estos temas, como puede serlo cualquiera de los que me escuchan. La única diferencia es que a mi me ha dado por hacer un podcast. Muchas de esas sugerencias me las apunto para el futuro y gracias a ellas a veces incluso descubro cosas nuevas e interesantes que no conocía, pero el tiempo para leer y ver cine es finito y evidentemente no puedo abarcarlo todo. Eso es algo que los oyentes deben entender.

Oye, si puedes ¿nos das alguna pequeña exclusiva sobre algún tema que tengas en el tintero? ¿Que episodios nos esperan?

A corto plazo tengo intención de tratar temas como El Juego de Ender, de Orson Scott Card o El temor de un hombre sabio, la segunda parte de El Nombre del Viento… quizá también las películas de Tron, la original y la nueva, pero no sabría decirte en qué orden, pues depende mucho de mis colaboradores y de la disponibilidad para grabar. Aunque como he dicho, siempre suele ser bastante sobre la marcha el decidir el tema a tratar en el próximo episodio. Los episodios Nano que pueda haber entre medias si que son una incógnita hasta para mi, esos surgen de un día para otro.

¿Cuáles son tus aspiraciones en referencia a tu podcast? ¿Estás ya donde querías llegar? ¿Cuántos oyentes sueles tener por episodio?

Mis aspiraciones son seguir disfrutando con lo que hago y tratar de que los que lo escuchan disfruten, o al menos hacerles pasar un rato agradable mientras van en el autobús, mientras trabajan o lo que sea. También llegar a la mayor cantidad de oyentes posible. En cuanto a estadísticas, lo cierto es que es muy difícil cuantificar la cantidad real de oyentes de un podcast, pues intervienen muchos factores. La Biblioteca de Trantor ahora mismo oscila entre las 2000 y las 3000 descargas por episodio, aunque algunos episodios que han tenido más éxito que la media y han sido más descargados, como el de Isaac Asimov, el de Warhammer 40K o el de Star Wars, han sobrepasado las 4000. Sin embargo, estos números son solo eso, y es muy difícil cuantificar el verdadero alcance de cada episodio.

Tres o cuatro mil oyentes por programa es una cifra abrumadora, realmente. ¿No sientes una cierta responsabilidad?

La verdad es que si uno se para a pensarlo si que abruma. En términos globales y comparándolo con el alcance que puedan tener otros medios puede parecer insignificante realmente. El podcasting es algo muy minoritario todavía. De cualquier forma, el pensar que varios miles de personas escuchan tu voz y lo que tienes que decir siempre es un acicate para intentar hacerlo cada día mejor.

 Y en términos generales ¿cómo ves el panorama actual de la podcatfera?

Yo lo veo estupendamente. Creo que ahora mismo se está viviendo una época dorada del podcasting. Surgen nuevos podcast continuamente, el abanico de podcast y la variedad temática está en constante expansión y el buen rollo en la comunidad es generalmente palpable, aunque como en todos los ámbitos, no falten los trolls y las voces discordantes de vez en cuando.

Se habla mucho de la monetización de los podcast. A mi me parece muy bien que haya gente que quiera ganar dinero con eso, yo personalmente, ahora mismo todavía no lo veo. Esto es algo muy minoritario como para que la publicidad a gran escala se fije en nosotros. En cualquier caso, personalmente confío en que esto siga así durante mucho más tiempo. Yo no vine a esta fiesta para hacer dinero y experiencias pasadas en otros ámbitos me han enseñado que cuando hay dinero de por medio, lo que era un hobby para disfrutar se convierte en un trabajo, con todo lo negativo que eso conlleva. Además estoy seguro de que en el momento en el que hubiera dinero de por medio la frescura y la libertad que atesora el podcasting hoy en día se perderían. Si eso llega algún día, muy probablemente será el momento para mi de colgar el micrófono y buscar nuevos horizontes vírgenes que conquistar. Llámame romántico.

 ¿Cuales son tus podcast más escuchados y tus blogs más leídos, aquellos que no pueden faltar en tu paseo diario por la red?

Empecé escuchando una gran cantidad de podcast y cada vez me he ido volviendo más selectivo para aprovechar el tiempo que tengo para escuchar podcast con cosas de calidad, que me aporten algo. Mis podcast principales ahora mismo, los de cabecera, esos que no pueden faltar en mi lista son: iCharlas, Appleando, No tengo iPhone, Tecno, Emilcar, Podcast de Serantes, Puromac, Decadencia Occidental, El Podcast del Buho, Dantesko Podcast, Dulces Sueños, La Taberna Galáctica (antes Tierra Ocupada y Boca2), Trending Podcast, No soy un Troll Podcast, Historia de la Aviación, Still Lost podcast y Teleadictos. Hay otros que siempre han estado en esa lista pero que publican poco o nada en los últimos tiempos y andan algo marginados, aunque sigo manteniéndolos, como La Aldea Irreductible, El Arca de la Alianza, Achuecados, Memoria Histérica, Cielo Nuclear o Macniacos, y otros que también suelo escuchar más o menos regularmente, como Podcast Infoxicados, Esta peli ya la he visto, Comando Alt Suprimir, Papipodcast, Pokipsi Podcast, TV Slayers o This is a Robbery.

Hay algunos más que escucho de vez en cuando, la lista es larga, pero los que escucho regularmente son los arriba mencionados.

En cuanto a blogs, estoy suscrito a unos cuantos relacionados con Apple o la tecnología como Faq-Maq, Applesfera, Mackinando o ALT1040 y por supuesto Think Future. También a blogs como Se acerca el invierno  o Mi madre es idiota. Alguno más debe haber por ahí, pero como ves, en realidad no estoy suscrito a demasiados feeds. El exceso de información es contraproducente.

 Pasando un poco al aspecto técnico ¿qué elementos usas para tus grabaciones diarias?

Empecé grabando el podcast con el micro interno del MacBook y con él están grabados los primeros episodios. Después, cuando vi que la cosa iba en serio y que esto del podcasting se convertía en adicción, me compré un micrófono Blue Yeti con el que estoy muy contento. Ahora los podcast los suelo grabar con el iMac, aunque alguno se ha grabado puntualmente con el MacBook Air si la situación lo ha requerido, siempre micrófono Blue Yeti mediante. Si tengo que grabar con invitados que no están físicamente conmigo lo hacemos por Skype, en los últimos tiempos grabando cada uno su audio por separado de manera local y uniéndolos en la edición final para conseguir una mayor calidad. Grabo con Audio Hijack Pro y edito el podcast con GarageBand.

El estudio de grabación de Félix

 Vemos que eres Maquero. ¿Desde cuando? ¿Que productos Mac tienes en casa?

Soy maquero desde 2008 y actualmente tengo un iMac de 27″, un MacBook Air de 11″, un viejo iMac G5, un iPad 32Gb 3G de primera generación, un iPhone 4, una TimeCapsule, un Airport Express y un AppleTV. Aunque mi ecosistema es en su mayor parte de Apple, los de la manzana mordida no son mis únicos gadgets. Aunque siempre he sido de jugar en el ordenador y poco aficionado a las consolas, la falta de tiempo ha relegado mis momentos de juego casi exclusivamente a mi XBox360. También me gusta la fotografía y tengo una réflex Olympus E-510, pero en el día a día tiro mas de la versátil cámara del iPhone 4 para saciar mis inquietudes fotográficas. Siempre está ahí para capturar el momento.

¿Cual es tu “aparato” Mac más útil para ti y por qué?

El iPhone 4 sin lugar a dudas. Ya no podría vivir sin él. Me acompaña a todas partes y cumple muchas funciones. Un mini ordenador en el bolsillo siempre conectado al mundo. Sin embargo, cuando estoy en casa, el iMac es mi centro neurálgico para casi todo. Siempre he sido un poco chapado a la antigua en ese sentido. Me gusta disponer de las 27″ de su pantalla y de las 24″ adicionales de un monitor secundario que tengo conectado a él y tener montones de aplicaciones abiertas simultaneamente.

Pasando un poco al terreno social, eres un usuario muy activo en Twitter, con un gran número de seguidores, tanto en tu cuenta personal, @M4ugan como en la del podcast, @Btrantor. ¿Cual es tu opinión sobre las redes sociales en general y de Twitter en particular? De qué manera están cambiando nuestra forma de entender la comunicación y de consumir información?

Me encanta Twitter, aunque también estoy en Facebook y en Google+, Twitter es mi red social favorita y en la que estoy más activo. La uso para todo, además de para relacionarme con oyentes del podcast, con otros podcasters y amistades 2.0, también es mi fuente de información principal. En un mundo en el que la información que nos dan los medios tradicionales está manipulada y dirigida a crear opinión, internet y las redes sociales abren un mundo ilimitado de posibilidades al alcance de la mano para entender por nosotros mismos lo que pasa a nuestro alrededor.

Las redes sociales están teniendo tanto éxito porque son un escaparate para dar rienda suelta a nuestro ego. El ser humano tiene necesidad de reconocimiento. Queremos que el mundo, o mejor dicho, nuestros seguidores, vean lo que hacemos. Burlar el  terrible anonimato y sentir que existimos a través de los ojos de los demás. Ese es el secreto del éxito de las redes sociales, con los dispositivos móviles con conexión a internet como vehículo de expansión definitivo.

 En lo personal sabemos que eres motero y un gran aficionado a la fotografía. Es famosa por su calidad tu galería de Instagram. ¿Qué te aportan estas aficiones?

En efecto, soy motero desde hace bastantes años. Actualmente tengo una Ducati Monster que me da muchas satisfacciones. Mi pelirroja italiana, como me gusta llamarla. No la uso en el día a día habitualmente, salvo cuando necesito hacer alguna escapada al centro de la ciudad y quiero olvidarme de problemas de aparcamiento, sino que es una especie de válvula de escape, un resquicio de libertad. Nada como coger la moto y escaparse a la sierra a hacer unas curvas. Yo, la moto y la carretera. Cabalgar sobre metal y fuego con toda esa potencia bruta bajo tus piernas a golpe de puño y disfrutar de la carretera y la naturaleza que te rodea. Alivia tensiones y despeja la mente. Me encanta. Uno de mis sueños es hacer un viaje por Europa en moto, o quizá la Ruta 66 en una Harley… algún día.

En cuanto a la fotografía, no soy ningún experto ni mucho menos. De hecho aún tengo mucho que aprender para sacarle todo el partido a la cámara reflex, pero me encanta capturar momentos, atrapar el instante. Y para eso nada mejor que el iPhone que llevo siempre en el bolsillo e Instagram para compartir esos instantes que llaman mi atención. Los puristas de la fotografía que tanto critican esta red social fotográfica deberían ampliar sus horizontes. La fotografía de calidad no está reñida con este tipo de fotografía, más de andar por casa, pero igualmente mágica.

 Por último y para acabar. Recomiéndanos un libro y una película.

Un libro: Juego de Tronos. Una película: Dark City

Pues Félix, muchísimas gracias por haber compartido todo esto con nosotros y por haber aceptado nuestra invitación para inaugurar esta sección de entrevistas. Hemos de decir que ha sido un auténtico honor y un placer haber contado contigo.

El agradecido soy yo por haber pensado en mi y en mi modesto podcast para inaugurar vuestra sección de entrevistas. Un placer haber compartido un poquito de mi vida con vosotros y con vuestros lectores. Solo tengo que añadir una cosa más: gracias a esta entrevista, mi plan de dominación mundial está un poquito más cerca. 😉

|Enlaces de interés

La Biblioteca de Trantor: Blog, Podcast y Página en Facebook

Galería de fotografías de Félix