Curiosidades

Aquellas series que nos marcaron

Hoy en día vivimos uno de los grandes momentos de la televisión en cuanto a series se refiere. Producciones de una grandísima calidad compiten por los primeros puestos de la parrilla y plantan cara, superando en muchas ocasiones en cuanto a calidad y presupuesto, a las grandes superproducciones de Hollywood. Pero muchos años antes de los actuales Fringe, Lost, Dexter, Sherlock o Juego de Tronos, para los que hoy en día superamos las treintena, otras fueron las series de televisión que nos mantenían semana tras semana literalmente pegados al televisor y que hacían que esperásemos casi con fervor cada nuevo episodio. ¿Quieres saber cuales fueron las series que marcaron nuestra infancia?

Era una época en la que la ausencia de variedad en cuanto a canales de televisión se refiere (tan solo contábamos con La Primera Cadena y lo que entonces se llamaba el UHF), por lo que cualquier emisión televisiva tenía una audiencia hoy en día impensable. De este modo la emisión de determinados shows como el Un Dos Tres por ejemplo, se convertía en un auténtico fenómeno social seguido por la gran mayoría de la población española de entonces. De igual forma que con los programas, hubo series que quedarán para siempre en la memoria de todos y que podemos decir sin miedo a equivocarnos que forman ya parte de todos nosotros.

.

V

En 1984 se estrenó en España la serie V. Supuso un verdadero fenómeno social en la época y no era fácil encontrar a una sola persona en este país que no conociera las aventuras de Mike Donovan, Juliet Parrish y la pérfida Diana. Con episodios tan memorables y grabados a fuego en la memoria colectiva de todos nosotros como el del nacimiento del bebé lagarto o cualquiera de las escenas en la que los extraterrestres se comían ratas como si nada, la serie gozó de una enorme popularidad. Fue emitida durante dos temporadas más una miniserie inicial de dos episodios y cuenta la historia de unos extraterrestres de apariencia prácticamente humana que llegan a la Tierra desde el cuarto planeta de la estrella Sirio en una flota de 50 enormes platillos que se posan sobre las principales ciudades del mundo. Aunque en un principio parecen ser amigables y buscan la ayuda de los seres humanos para obtener ciertos productos químicos que necesitan en su propio planeta pronto lo que se conoce como “la resistencia” averigua sus verdaderas intenciones y el terrorífico aspecto de lagarto que se esconde tras la falsa piel humana.

Como curiosidad revelaremos que V fue concebida inicialmente como una serie política, que contaba el ascenso al poder de un movimiento estilo Nazi en los Estados Unidos. Por suerte el canal NBC no estuvo interesado pero sí buscaba hacer una miniserie de ciencia ficción para aprovechar el boom de la reciente trilogía de la Guerra de las Galaxias, por lo que se pidió a los productores que cambiaran el guión para incluir extraterrestres, con el feliz resultado que todos conocemos.

 

Por cierto, ¿hay alguien que no coleccionara las famosas pegatinas que regalaba la revista Teleindiscreta?

.

Comando G 

Uno de los primeros contactos de  los niños de los 70 y 80 con los dibujos animados fue con esta famosísima serie. Como versión de un anime japonés llamado Gatchaman legó a España en 1980 bajo el título La batalla de los planetas, aunque popularmente se la conoció como Comando G.

Trata la historia de 5 jóvenes, Tiny, Keyop, Jason, Mark y Princesa, con poderes especiales. Están encargados de protegernos de los constantes ataques alienígenas de Spectra, un planeta que ha agotado sus recursos naturales y pretende invadir la Tierra y otros planetas de la Federación Intergaláctica. Para intentar conseguirlo el Jefe Supremo de Spectra y su lugarteniente Soltar envían continuos ataques con monstruosos ingenios mecánicos que destruyen todo a su paso. El Comando G está a las órdenes del Profesor Anderson, jefe de seguridad de la Federación Intergaláctica y bajo la vigilancia constante del robot Zark-7 y su perro mecánico Roberto-1 desde el Centro Neptuno, donde combatirán a los invasores Spectra una y otra vez.

La serie gozó en España durante gran parte de los años 80 de un tremendo éxito, en parte inmortalizado por las canciones que el grupo Parchís le dedicó.

.

Los Hombres de Harrelson

S.W.A.T. o como era conocida en España, Los Hombres de Harrelson en alusión al capitán del grupo, supuso toda una revolución en la parrilla televisiva de los años 70. La serie narra las aventuras y misiones de un grupo de policías pertenecientes al cuerpo de los SWAT (Special Weapons and Tactics) en la ciudad de Los Ángeles. La banda sonora de Barry DeVorzon fue una de las más famosa en su momento, y semana a semana nos traía a nuestros hogares heroicas hazañas que hacían volar nuestra infantil imaginación con aventuras policíacas inenarrables con situaciones de tremendo riesgo en las que Harrelson y sus hombres debían poner a prueba tanto su entrenamiento como su inteligencia y capacidad de trabajo en equipo.

.

Mazinger Z

Muy probablemente el primer contacto de muchos niños españoles con el manga y sobre todo el anime japonés, Mazinger Z supuso sin duda alguna un antes y un después en las series de dibujos animados en España. El argumento de esta fabulosa serie comienza cuando Juzo, el abuelo del principal protagonista (humano, se entiende, porque la verdadera estrella es el robot) Koji Kabuto, , y un compañero de trabajo encuentran en la isla de Rodas restos de una civilización antigua, cuya tecnología supera todo lo descubierto hasta el momento, contando con gigantes de hierro que servían para defender la isla. Ese compañero de trabajo no es otro que el Doctor Infierno, que será el primero en darse cuenta de que con ese ejército de robots se podría conquistar el mundo.

Juzo, para enfrentarse al Doctor Infierno construye un robot en su laboratorio, un verdadero defensor de la justicia y de la paz, un guerrero incansable y poderoso que tras un terremoto en el que el hombre fallece, es entregado a su nieto Koji para que lo use en la lucha contra el mal y la injusticia en capítulos repletos de emoción, lucha, sacrificio, sorpresas y sobresaltos en los que se nos muestran a las claras los valores y principios de la sociedad japonesa.

La serie con los años se ha convertido en un auténtico objeto de culto, y todo lo que la rodea es seguido con fervor por sus seguidores. Muñecos, dibujos, juguetes y un largo etéctera son casi venerados por todos aquellos que en esos años soñaron cada semana cuando Koji gritaba “¡Planeador abajo!”. Pero es que ¿a quien no le recorre un escalofrío de emoción al volver a ver el inicio de esta mítica serie?

.

El increíble Hulk

Entre 1978 y 1982, las televisiones de medio mundo emitieron una serie irrepetible: El Increíble Hulk. Producida por la CBS y protagonizada por Bill Bixby y  el famoso culturista Lou Ferrigno en la piel de Hulk. Cada semana asistíamos atónitos y admirados a esta serie  que seguía la trama tipo “El Fugitivo”: David llegaba a una nueva ciudad donde conocía a nueva gente que eran víctimas de mafiosos, maleantes, etc… metido en medio del problema la transformación era inevitable y así Hulk salvaba a sus nuevos amigos para irremediablemente al final del episodio ver como David partía hacia un nuevo destino haciendo auto-stop.

Algunos años después de la finalización de la serie se rodaron tres películas con la intención de que sirvieran de puente hacia una hipotética sexta temporada que nunca llegaría a rodarse. En el primero de ellos aparece el personaje de Thor, mostrado como un antiguo vikingo borracho, mujeriego y separado de su alter-ego el Dr. Don Blake, quien aquí es a su vez un ex-alumno de David.

Como anécdota, comentar que Arnold Schwarzenegger se presentó al casting para hacer de Hulk, pero fue rechazado por bajito.

.

El Gran Héroe Americano

Stephen J. Cannell tiene el mérito de haber sido el creador de dos de las series de los 80 que más huella han dejado entre los espectadores de medio mundo: ‘El equipo A’ y sobre todo  ‘El gran héroe americano’, una comedia con el enorme mérito de ser la primera vez que parodiaba a los superhéroes.

El gran héroe americano era la historia la de un profesor, Ralph Hinkley, que recibía de unos extraterrestres un traje con poderes especiales que sólo funcionaba cuando se lo ponía. La pega es que en el primer episodio Ralph pierde el libro de instrucciones, con lo que debe aprender por si mismo las capacidades del traje, con la consiguiente sucesión de episodios divertidos. La verdadera clave del rotundo éxito de esta serie fue saber explotar todos los malentendidos posibles de una persona normal a la que le dan un papel en la vida que le viene demasiado grande pero que su nobleza y buen corazón hace que acepte.

Todos recordaremos siempre aquellos torpes intentos de Ralph para volar y las tremendas caídas y golpes que le provocaba.

.

Cheers

Una de las primeras comedias de situación norteamericana que fue un verdadero y rotundo éxito de audiencia en España, de tal modo que como dicen en la serie, en 1983 año en que comenzó a emitirse, todos los caminos en Boston conducen a Cheers. Cheers no es otra cosa que un bar, un lugar cálido y popular atendido por Sam (Ted Danson) en la barra y frecuentado por toda serie de pintorescos personajes que dan verdadero sentido a cada episodio. Ternura, historias personales, reflejo social de una época pero sobre todo mucho, muchísimo humor, convirtieron a Cheers en todo un referente humorístico de los 80.

Como curiosidad debemos saber que poco después de ser estrenada en 1982, esta serie fue cancelada antes de terminar su primera temporada por sus bajos niveles de audiencia. Sin embargo y por suerte para todos, tras un tiempo de incertidumbre se decidió continuar con su emisión y la serie se convirtió así en un éxito total de audiencia en todas y cada una de sus siguientes temporadas. Tanto es así que el episodio final emitido en 1993 fue el programa de televisión más visto de ese año en Estados Unidos.

.

Corrupción en Miami

Volvemos a un clásico de siempre en las parrillas televisivas, los policías. Eso si, esta vez unos policías a los que sus modestos sueldos les permitían conducir un Ferrari, vivir en mansiones y vestir a la última moda. Tanto es así que la ropa que lucían los protagonistas de esta exitosa serie llegó a marcar la tendencia de toda una época. En aquellos años los protagonistas de la serie llegaron a conseguir hacer desaparecer la corbata de los trajes, algo impensable hasta entonces, y era común ver en cualquier lugar a gente con trajes blancos, camiseta y mocasines.

Miami Vice, como realmente se llamaba la serie, supuso un impacto en muchos y variados sentidos. Rompió con la forma tradicional de hacer series que había hasta entonces, llegando a ser considerada un verdadero cambio y algo totalmente distinto a lo que se había visto.  A diferencia de las series basadas en los procedimientos habituales, Miami Vice se inspiró, en gran medida, en la cultura y música new wave de los años 1980. Revolucionó moda, deporte, acción, estilo de vida, música… Todo un impacto que ha llevado a la serie a ser reconocida como una de las más influyentes en la historia de la televisión.

Semana a semana las aventuras de Sonny Crockett, Ricardo Tubbs y el Teniente Castillo nos transportaban a Florida y con una estética más propia de la MTV, algo buscado a conciencia, nos hacían soñar con su forma de vivir el mundo de los 80.

Como curiosidad comentaremos que la serie fue objeto de una controvertida polémica cuando en abril de 1985 emitió un capítulo en el que  Crockett deja su chaqueta sobre una silla mientras tiene un encuentro amoroso. Durante los 18 segundos que duró la escena pudo verse claramente la marca de Adolfo Domínguez. A pesar de todo esta empresa nunca reconoció su complicidad con la serie. Eso sí, desde entonces toda la ropa que  vestían los protagonistas fue facilitada por este diseñador, lo que le supuso unas ventas realmente espectaculares.

.

Ulises 31

 

Un verdadero icono de toda una generación, esta mítica serie traslada al futuro y por tanto a la ciencia ficción la conocida Odisea de Homero. Ulises, al comando de la nave espacial Odiseus, mata al gran Cíclope y rescata a un grupo de niños prisioneros incluyendo a su propio hijo Telémaco, despertando así la ira de los dioses. El dios Poseidón pide ayuda a Zeus para que sentencie a Ulises a vagar por el universo del Olimpo y congele a su tripulación, que permanece hibernada en la nave hasta que pueda encontrar el reino de Hades, tras lo que le será permitido volver a la Tierra.

En España la serie fue emitida entre octubre de 1982 y agosto de 1984, cosechando un éxito tremendo y siendo como hemos dicho al principio, todo un icono de una generación entera en lo que influyó de manera determinante la magistral forma de mezclar ciencia ficción y mitología griega, algo que hasta entonces era impensable.

.

Curro Jiménez

Y debemos terminar este repaso por las series que marcaron una época por una producción española. Unida por éxito a la celebérrima Verano Azul, la serie Curro Jiménez merece un destacado lugar en el pódium de las series de mayor éxito de nuestro país de todos los tiempos hasta tal punto que, además de ser la primera que se hizo en TVE , esta serie es por excelencia la decana y por audiencia la más vista de las producidas en España.

La trama cambiaba en cada episodio, aunque con el eje central de las aventuras y desventuras del romántico bandolero justo y bondadoso, tocando temas como la lucha contra los franceses durante la Guerra de la Independencia Española, historias de amor, luchas contra la justicia e incluso episodios cómicos. Como decimos, todos los episodios tienen por protagonista al bandolero Curro Jiménez y su banda, compuesta por El EstudianteEl Algarrobo y El Gitano. La serie reflejó como ninguna otra ha sido capaz de hacerlo nunca y con una exactitud meridiana, la España de aquella época con todas las diferencias sociales existentes y la idiosincrasia del país.

Como curiosidad debemos saber que el verdadero Curro Jiménez existió. Se trataba de el barquero de Cantillana del Mar (Sevilla), Andrés López, al que una decisión arbitraria de la justicia en el siglo XIX, despojó de su cargo y se echó al monte. Andrés murió el 2 de noviembre de 1849 de un disparo en una emboscada de la Guardia Civil, después de haber hecho leyenda por sus hazañas y tras ser traicionado por unos compañeros.

.

Muchas otras series televisivas han configurado la forma de ver y entender la televisión de los 70 y 80 para todos nosotros. No podemos dejar de nombrar series como El Coche Fantástico, Orzowei, Hawaii 5-0, Alf,  El Halcón Callejero, Stursky y Hutch, Los Ángeles de Charlie, El Super Agente 86  o los programas de dibujos animados como El bosque de Tallac, Rui el pequeño Cid o Érase una vez,  que estarán siempre impresos a fuego en nuestros recuerdos.

No podemos ni debemos olvidar que todas las programaciones de éxito de hoy en día, en mayor o menor medida están ahí gracias a la influencia de todas estas series que marcaron la forma de hacer televisión y cambiaron una forma establecida de consumir entretenimiento, inamovible hasta entonces.

¿Crees que falta alguna? ¿Cual ha sido la serie de televisión que más te ha marcado en tu infancia?