tutoriales

Guía para ver tus series y películas en el Apple TV.

Para todo aquel que ya lo posee, el Apple Tv es el complemento ideal para su ocio televisivo y cinéfilo diario. Es un aparato tremendamente sencillo de usar, cómodo, muy barato, y tras un tiempo a nuestro lado, definitivamente podemos asegurar que se convierte en algo imprescindible.

Hoy vamos a ver cómo usar el Apple TV para ver nuestras series y películas directamente, sin necesidad de tediosas y largas conversiones entre formatos y sin usar para nada iTunes ni ningún otro programa similar. Tan solo descargaremos una película, le daremos al “play” en nuestro iPhone/iPad, y la tendremos al instante en nuestro salón. ¿Suena atractivo? Sigue leyendo entonces.

En primer lugar debemos saber que, como hemos dicho antes, no vamos a convertir formatos ni vamos a utilizar iTunes ni a realizar complicadas configuraciones. Para poder ver cualquier vídeo y en cualquier formato que tengamos en nuestro Mac directamente en la televisión del salón sin cables y cómodamente tan solo necesitaremos instalar dos pequeñas aplicaciones, una en el iPhone o iPad y otra en el ordenador. Entre ambas se encargarán de llevar la película del Mac a la televisión vía wifi sin mayores complicaciones.

Lo primero que vamos a hacer no obstante es dar un consejo: Debemos ser ordenados. No es algo obligatorio para que este tutorial funcione, por supuesto, pero si que es algo que agradeceremos mucho a la hora de buscar cualquier película o serie que tengamos ya descargada. Lo que si necesita el programa es tener una carpeta en nuestro Mac donde estén todas las películas y series. Da igual la que sea, pues con la configuración que veremos luego podremos acceder a cualquier archivo del ordenador, así que la que trae por defecto el sistema suele ser una buena opción. En mi caso dentro de esa carpeta, que OS X llama simplemente “películas” tengo otras dos, “series” y “películas”, y en esta última hay una subclasificación por géneros para ayudar en las búsquedas.

Lo primero que vamos a necesitar es una aplicación para el iPhone o iPad que “busque” en nuestro ordenador y sea capaz mediante AirPlay y sin configurar absolutamente nada, de mandar esa película al AppleTV. Esa aplicación se llama AirVideo y es universal. Aunque hay una versión gratuita con limitaciones respecto al número de vídeos que puede enviar a la televisión, recomendamos absolutamente la compra de la versión completa. Vale cada céntimo que cuesta. Podemos descargarla desde aquí.

Luego la configuraremos, de momento la dejamos instalada en nuestro dispositivo y pasamos a la aplicación que le dirá a AirVideo, dónde debe buscar nuestras películas (de ahí la necesidad de órden que comentábamos antes).

Esta aplicación, gratuita, está disponible aquí. ¡Ojo! El enlace es el que está en el punto 2, el 1 es el programa que hemos instalado antes. Una vez descargado e instado, se añadirá un pequeño icono a nuestra barra que nos indica que el servidor está en ejecución.

Ahora debemos entrar en las preferencias del programa y marcar estas opciones:

Que básicamente  vienen a decirle al programa dónde están las películas en el equipo (podemos poner cualquier carpeta), que arranque al inicio y que en caso de haber subtítulos, éstos estarán en castellano, con sus acentos y símbolos propios.

Ahora llega lo mejor, y es que simplemente con ejecutar AirVideo en nuestro iPhone/iPad y encontrándonos en la misma Wifi que el ordenador, el programa verá nuestro Mac y será capaz de navegar por las carpetas que tengamos creadas (las subcarpetas que decíamos al principio) para localizar fácilmente cualquier archivo de vídeo que tengamos guardado.

Una vez localizada la película que nos interesa, le daremos a la opción que dice “Play with live conversion” que hará que la película se convierta al formato adecuado al mismo tiempo que la vemos, sin crearnos ningún archivo diferente al que tengamos y sin tener que hacer nada por nuestra parte.

Una vez que la reproducción comience lo hará en nuestro iPhone/iPad. Ahora simplemente usaremos la fabulosa tecnología de AirPlay para darle al icono correspondiente y de forma mágica, nuestra película comenzará a emitirse en el AppleTV.

Por si hay dudas, este icono que decimos es el que una vez que tenemos el AppleTV en la misma wifi que el iPhone, aparece de forma automática en todas las reproducciones que hagamos y nos permite enviar audio o vídeo a la televisión sin el más mínimo esfuerzo ni configuración por nuestra parte.

Y nada más, esto es todo. Desde ahora el proceso para ver una película o serie en el salón de casa será tan sencillo como descargarlo de alguna de las formas que ya explicamos, guardarlo en su carpeta correspondiente y simplemente encender AirVideo en el iPhone/iPad y darle a “play”. El programa es tan potente que emitirá sin problema alguno cualquier formato de vídeo conocido, desde AVI o MPEG hasta los muy pesados MKV de alta definición. Y todo ello a un par de clics de distancia y sin conversiones. ¿Podría ser más sencillo?