tecnologia

24 horas con iOS 7. Impresiones de un usuario normal

IOS 7

Tras la hecatombe provocada hace un par de días por Apple con una Keynote que, en palabras de Emilcar, recuerda viejas tardes de gloria, en cuanto los servidores lo permitieron pudimos instalar en un iPhone 5 la primera beta pública de iOS 7 y nos lanzamos como locos a probarla ávidos de un sistema que ha venido para cambiar algo más que unas simples texturas y a traernos algo más que unos colores novedosos. Y tras 24 horas de uso intensivo, estas son las impresiones de un usuario normal.

La intención de este artículo no es la de entrar a polemizar sobre el impresionante cambio visual que se ha producido en el sistema, así que no vamos a valorar si los colores son acertados o el diseño es “digno de Steve Jobs” como hemos leído en algún sitio. En ese sentido lo único que vamos a afirmar (el tiempo dirá si con razón o no) es que Apple ha cambiado una vez más la tendencia del mercado en su totalidad. Estamos ahora mismo ante una nueva forma de diseñar un sistema que va a hacer que de ahora en adelante todos los desarrolladores de aplicaciones (y sistemas operativos para móviles) cambien visualmente sus productos. Nos atrevemos a pronosticar que dentro de poco este será el estándar adoptado mayoritariamente. Al tiempo.

Vamos a hablar, eso si, de la experiencia de usuario. Porque lo que ha hecho Apple con iOS 7 es mucho más que poner transparencias o eliminar texturas. Lo que ha hecho es simple y llanamente modificar del todo la forma en que se interactua con el sistema. Tanto es así que la primera impresión que uno tiene en cuanto tiene un iPhone con iOS 7 durante algo más de unos minutos es que ha hecho Jailbreak o que tiene delante un sistema opearativo diferente a iOS. Si, porque esta versión incorpora tantas cosas que antes justificaban modificar el sistema mediante Jailbreak y hay cambios tan reclamados por los usuarios de Cydia que veremos si esto ha dejado ya de tener sentido. Al menos para este tipo de funcionalidades

.

Rbarbera

.

Tenemos ahora con nosotros un sistema que toma muchas de las buenas ideas que podíamos encontrar en Cydia pero eso si, mejoradas profundamente. Para todos aquellos que pedíamos a gritos un SBSettings y ahora tenemos un Control Center y un Centro de Notificaciones lo primero que exclamamos al usarlo un par de veces es ¡así, si!

.

IOS 7 al Detalle 16 338x600

.

Y para comprobar hasta que punto es así que si usamos iOS 7 simplemente unos minutos y volvemos a iOS 6 no tardaremos en hacer de forma inconsciente el gesto de subir la pantalla para que aparezca Control Center. Hasta ese punto es asombrosamente fácil acostumbrarse a este tipo de mejoras.

Pero es que en ese mismo sentido, iOS 7 ha cambiado en todo: Pantalla de bloqueo, teclado, animaciones en las carpetas, búsquedas, multitarea… Y lo más importante es que no ha sido un cambio estético, ha sido mucho más que eso: ha sido un cambio funcional. Por eso mismo la revolución de iOS 7 es tan profunda y va a cambiar tantas cosas. En ningún otro cambio de sistema la sensación ha sido tan evidente. Nunca habíamos sentido que todo había cambiado de manera tan clara.

.

ioscambios.jpg

.

No hay que olvidar que lo que estamos probando es una beta. Y una beta muy beta, pero aún así es importante destacar que es total y absolutamente utilizable como sistema principal. Su estabilidad es tal que apenas hay fallos o cuelgues (ni uno hasta ahora, de hecho) aunque si que es cierto que algunas aplicaciones funcionan regular y unas cuantas directamente no lo hacen. Hemos podido comprobar personalmente que hay algunas aplicaciones que por el motivo que sea todavía no son compatibles como Miso o iA Writer, y en otras hay errores puntuales como en Instagram o teclados que se superponen en la aplicación como en Downcast. Algo por otro lado totalmente lógico, ya que para eso está la beta, para que los desarrolladores se adapten.  No obstante repetimos que es un sistema perfectamente estable en el que hemos encontrado pequeños errores como algunas frases en inglés en apartados en los que deberían estar en castellano y otros similares que no afectan para nada al uso final del dispositivo. Y estos, repetimos, son muy escasos.

En lo que respecta al uso de la batería sí que parece haberse visto afectado desde iOS 6, pero debe ser algo también puntual puesto que ni afecta a todos los usuarios ni lo hace de igual forma.  De hecho nosotros hemos instalado la beta 2 veces para comprobar si se podía volver a iOS 6 sin problemas y la segunda parece que consume algo más. Habrá que esperar un tiempo para ver como evoluciona ese tema.

En ese sentido también es importante resaltar que se puede volver a iOS 6 sin ningún problema tras haber probado esta beta y que iOS 7 restaurará desde nuestra copia de seguridad con lo que no perderemos datos ni configuraciones de ningún tipo. Tendremos nuestro viejo iPhone transformado radicalmente en un nuevo iPhone.

Como resumen y tras un día de uso intensivo de iOS 7 podríamos decir simplemente que Apple ha vuelto a hacerlo. Ha vuelto a cambiarlo todo y a marcar el camino que la mayoría seguirá de ahora en adelante. Algunos al principio cambiarán a regañadientes, luego entusiasmados y otros directamente lo harán con el grito en el cielo  y más adelante se preguntarán como demonios podían vivir con iOS 6.

ios7-hand-100041902-large

Es lógico encontrar ahora mismo gente rasgándose las vestiduras por el cambio tan drástico del sistema. Gente que por otro lado probablemente acusaría a Apple de conformismo y poca innovación de no haberlo hecho. Pero esto es normal y hay que pensar que no es sencillo adaptarse a un cambio profundo en un sistema que usamos tantísimas horas al día y que lleva con nosotros ya 6 años. Adaptarse a los cambios cuesta, pero nos guste o no, el tren ha salido y muchos se subirán ahora o lo harán más tarde, pero pocos van a querer quedarse en la estación después de esto.