tecnologia

iPhone, ¿el sustituto de los “TomTom”?

tomtom

Durante estos últimos años el dominio de los conocidos TomtTom (y otras marcas, aunque en menor medida) como navegador en nuestros vehículos ha sido sencillamente apabullante. Salvo en aquellos modelos en que el navegador GPS viniera de serie (e incluso en muchos de ellos por diversos motivos), la práctica totalidad de usuarios de este tipo de ayudas a la conducción era poseedor de uno de la popular marca de los Países Bajos. El porcentaje de uso respecto a sus rivales era realmente significativo y tan sólo algunas marcas como Garmin se atrevían a competir en un segmento de mercado realmente copado.
Hoy en día sin embargo las cosas empiezan a cambiar. Sutilmente el uso de los terminales móviles -como en tantos otros aspectos de nuestra vida cotidiana- ha ido poco a poco introduciéndose también en nuestros coches. Aplicaciones como la propia de TomTom, los mapas de Apple con su reciente modo navegador por voz, Google Maps y otras como Sygic han hecho que cada vez más usuarios se cuestionen el desembolso de dinero que supone tener un aparato adicional que hace algo que su teléfono ya puede hacer de igual manera. Y tal vez incluso mejor.


Para este asalto que se ha producido en los navegadores para el vehículo aún quedaban un par de detalles por pulir. El primero era la posibilidad de incluir en el navegador avisos de radares, algo que el Jailbreak o sin llegar a eso,  aplicaciones como el Avisador de Radares (aplicación muy recomendable) solucionan por un precio más que ajustado.
El segundo era algo tan sencillo pero que daba muchos quebraderos de cabeza a los usuarios, y era simplemente el portar el teléfono en el coche con la suficiente comodidad y facilidad de uso. Para esto tenemos ya soportes tan bien diseñados como el Xtand Go que vamos a analizar hoy en este artículo.
Se trata de un completo accesorio que nos va a permitir su colocación tanto en el parabrisas en la forma habitual como sobre cualquier parte del salpicadero gracias a unos elementos adhesivos que acompaña y que sin necesidad de instalación hace que podamos colocar nuestro iPhone en el lugar donde nos resulte más cómodo. Si bien su uso sobre el parabrisas es el más lógico, no siempre es así para todos los usuarios, y de ahí que este soporte incluya el complemento que comentamos.

7

c

.
El soporte en sí es modular y por tanto se adapta con facilidad a cualquier distancia, y aunque las piezas que lo componen para poder realizar esa función modular le dan un aspecto de fragilidad, hemos podido comprobar que no es más que eso, apariencia, ya que cumplen su función con total seguridad y por mucho que las movamos, no pierden consistencia ni hacen que el iPhone se mueva o vibre.

37882

3
Durante el tiempo que lo hemos probado la ventosa que lo fija al parabrisas no se ha soltado ni una sola vez lo que unido al suave acolchado de la pieza que esta en contacto directo con nuestro teléfono hace que éste viaje de forma totalmente segura. Además su reducidísimo tamaño, algo que ciertamente nos ha sorprendido, hace que una vez finalizado el viaje, el soporte se guarde sin dificultad en la guantera o lo podamos llevar con nosotros sin molestias. Realmente es tan reducido que cabe en un bolsillo sin mayores complicaciones.
Como puntos a mejorar encontramos que la pieza que sujeta al teléfono posee una pestaña que permite introducir el terminal pero hay que hacerlo a presión, eso si, aparentemente sin riesgo alguno para éste. Hubiéramos preferido sin duda una pieza móvil que lo sujetara tras colocarlo. También sería interesante que el soporte incluyera cargador para el iPhone, algo que si incorporan modelos similares que están en el mismo segmento de precio, aunque es algo con una solución muy sencilla si junto con el soporte adquirimos algún cargador como éste u otro similar.

b
En resumen, los tiempos cambian, y una vez más de forma sutil y casi sin darnos cuenta, nuestros terminales móviles sustituyen cada vez más elementos de nuestra vida cotidiana en aras de la comodidad, facilidad de uso y sencillez. ¿Serán los TomTom los siguientes de la lista de aparatos que nuestros iPhone han jubilado?