Noticias, tecnologia

Dale a tu iPhone un aire diferente

DracoPrincipal

Es cierto que cada vez son más los usuarios que se deciden a usar su iPhone sin ningún tipo de funda ni protector. Como hemos dicho en alguna ocasión, realmente es un dispositivo que está estudiado al milímetro y diseñado hasta el más mínimo detalle para que estética y funcionalmente sea sencillamente insuperable. Por esto es por lo que -estamos seguros- Apple nunca ha sido demasiado amiga de fundas y pocos esfuerzos a dedicado a diseñar y promocionar estos accesorios, llegando incluso a producir auténticos engendros.

Imaginamos a ese equipo de diseñadores comandando por el gran Jonathan Ive estudiando durante años el diseño del iPhone hasta lograr la perfección hecha teléfono, con todo diseñado y conjuntado a la perfección… para que luego llegue el usuario medio y lo oculte con cosas como esta (no nos atrevemos a llamarlo funda)

No obstante no es menos cierto que se trata de dispositivos carísimos y aunque son menos frágiles de lo que parecen, a nadie le apetece destrozar la pantalla por una caída accidental o terminar con el aparato totalmente arañado por un uso descuidado o simplemente por el paso del tiempo.

En este segundo tipo de usuarios que protegen su terminal podría dividirse en tres grandes grupos: los que después de gastarse 800 euros en un teléfono son capaces de taparlo con cualquier funda de los chinos, los que buscan estética con fundas completas y los que prefieren el tipo bumper que se puso de moda con el iPhone 4.

Para satisfacer a los que dentro de este último grupo además quieren darle a su iPhone un aspecto radicalmente diferente, existe un tipo de protector que cambia como ningún otro el aspecto del teléfono. Se trata de los protectores ofrecidos por la casa Draco Desing.

Hoy vamos a analizar el que sin duda es el Bumper más caro pero también el de mayor calidad que encontraremos actualmente en el mercado. Tanto su construcción, su diseño y su protección es realmente sobresaliendo, dejando en pañales a cualquiera de sus rivales. Eso sí, como decimos cambia absolutamente la estética del teléfono como podemos ver en estas fotos, con las líneas curvas y bordes angulosos , firma particular de la casa Draco, por lo que quizá no sea un protector para todos los públicos.

funda-draco-iphone-5-1

Su colocación no es complicada pero tampoco tan sencilla como en otros protectores de menor categoría. El producto incluye un pequeño destornillador y 4 tornillos (sólo necesitamos dos, los otros son para posibles pérdidas, algo muy de agradecer) con los que fijaremos a nuestro teléfono el protector por dos de sus laterales. En el interior unas pequeñas almohadillas de silicona evitarán que el contacto del aluminio del que está hecho el Draco pueda arañar el terminal. Según parece además, este aluminio está diseñado precisamente para adecuar la  posición de la antena y así minimizar las interferencias de radio sin causar interferencias.

iphone-5-draco-case-silver

P1011354

El diseño por supuesto está perfectamente adaptado al iPhone 5 / 5S permitiendo el acceso a botones de audio, silencio, entrada de auriculares, de SIM, etc.

La nota negativa que podemos encontrar es precisamente la que para algunos será la más positiva, y es que como decimos el cambio visual es tan fuerte que realmente al ver un iPhone con el protector Draco no estamos ante un iPhone. Y eso no gustará a todo el mundo.

También tenemos que tener en cuenta que el peso y sobre todo el tamaño se verán ligeramente aumentados. Su precio, bastante elevado comparado con sus competidores también es otro factor a tener en cuenta ya que supera los 75 euros y no es un coste que muchos quieran asumir para un “simple” protector. Pero claro, el Draco, como hemos podido comprobar, es cualquier cosa menos simple.