La estafa de actualizar aplicaciones cada cierto tiempo

Últimamente estamos asistiendo a una nueva moda entre grandes desarrolladores de aplicaciones que no es otra que actualizar éstas cada cierto tiempo sin ofrecer mejoras ni cambios reales.

Esta molesta práctica cada vez más en boga hace que determinadas aplicaciones se actualicen en períodos de tiempo muy breve (algunas incluso ya avisan que lo hace de forma programada cada dos semanas) sin que esta actualización en realidad aporte nada ni mejore nada y haciendo que los usuarios tengan que descargar cientos de megas de aplicaciones realmente innecesarios.

¿Pero por qué están haciendo esto? ¿Qué persiguen con ello? Vamos a tratar de explicarlo.

Actualizaciones vacías.

Cualquier usuario de iOS ha sido testigo en los últimos meses de mensajes tan crípticos como estos:

IMG_3946

Actualizaciones que se repiten con regularidad y cuya descripción se limita a decir que han mejorado la experiencia de usuario o que soluciona “errores varios”. Algunas van aún más allá y ya anuncian que se van a actualizar cada cierto tiempo, tengan o no mejoras, y que cuando las haya, ya si eso nos lo dirán.

IMG_3947

IMG_3883

Otras, como la famosa Wallapop parece que directamente se ríen de nosotros cuando nos cuentan ridículamente qué mejoras traen:

IMG_3943

El sufrido usuario tras descargar cientos de megas de supuestas actualizaciones que mejoran la experiencia de usuario y vuelven la aplicación mucho más estable y segura no nota absolutamente nada. Todo en la interfaz es exactamente igual, el uso es el mismo y esa supuesta mejoría no se nota por ningún lado. ¿Por qué determinadas aplicaciones hacen esto?

Tuneln

Si lo observamos, este tipo de actualizaciones “fraudulentas” son generalmente realizadas por desarrolladores más o menos importantes. Pocas veces vemos nuevas versiones vacías en esos pequeños equipos de programadores (a veces incluso una sola persona) que cuelga en la AppStore su aplicación, aunque es rara la aplicación grande tipo Facebook o Twitter que no lo hace. ¿Por qué? En primer lugar porque para esos equipos grandes con muchos medios a su alcance es sencillo reescribir el código de la aplicación y volver a lanzarla, mientras que ese mismo trabajo de programación, pruebas, compilación, etc es sin duda un trabajo mucho más farragoso para una sola persona. Por ello este tipo de desarrolladores sí que realiza ese trabajo cuando efectivamente va a introducir una mejora real o un cambio tangible en la aplicación. Y además suele cobrar por ello, como es lógico.

Vale. ¿Y eso por qué?

Si como hemos visto es una práctica que sólo realizan grandes aplicaciones y además no mejora nada realmente ¿por qué hacerlo? Es sencillo de entender cuando comprendemos qué hay y cómo funciona la Apple Store.

El 10 de julio de 2008 Steve Jobs declaró que la tienda de aplicaciones del iPhone contenía 500 aplicaciones de terceros de las cuales 125 eran gratuitas. El 22 de enero de 2011 se descargó la aplicación número diez mil millones y poco más de un año después, en marzo de 2012, se descargó la app 25 mil millones. En número de aplicaciones totales a finales de 2014 se estima que existen algo más de 1,21 millones de aplicaciones listas para descargar. Estos datos demuestran que lo que realmente marca la diferencia entre que los usuarios descarguen tu aplicación o no lo hagan es sencillamente que la vean La visibilidad, como en otros ámbitos es realmente importante, pero en un océano de literalmente miles de millones de descargas en sencillamente, fundamental. Y aquí es donde entra en juego el importantísimo ASO.

slide-3

¿Cómo?… ¿Qué es ASO?

ASO (App Store Optimization) es sencillamente el proceso de optimización de las aplicaciones que permite que aparezcan en los resultados más altos en la Apple Store. De este modo cuanto mejor sea el posicionamiento ASO de una aplicación, más visible será para los clientes potenciales y, por lo tanto, más descargas se producirán. Algo así como el famoso SEO de posicionamiento para el buscador de Google pero enfocado a que una aplicación aparezca en los primeros lugares de la tienda de Apple.

Los factores que influyen en el ASO son de dos tipos: On-Metadata los cuales están bajo el control del desarrollador y son los relativos al título, descripción o la elección de las palabras clave; y Off-Metadata que son como imaginamos los que no están bajo el control del autor pero que, y esto es lo más importante, estableciendo una estrategia, pueden influir en ellos. Y en estos últimos destaca poderosamente el rating y las reviews u opiniones de los usuarios sobre la aplicación.

En pocas palabras, una aplicación que ya de por sí por su nombre, descripción y palabras claves es bastante descargada, escalará rápidamente puestos si su media de estrellas en el rating y las opiniones positivas de sus usuarios son altas. Y aquí llega el truco de estos creadores, ya que Apple establece estas medias tan sólo respecto a la última versión subida. Por lo tanto para que el fraude sea efectivo, si una aplicación empieza a recibir críticas y mensajes negativos su desarrollador tan sólo debe subir una nueva versión y esperar unos pocos comentarios positivos para que se dispare su ASO. Pensemos que los usuarios críticos rara vez repiten su queja ante la subida de una nueva versión. Y menos si apenas cambia.

¿Qué podemos hacer para frenar esta práctica?

Ponemos continuamente las palabras ”fraude” o ”estafa” entre comillas ya que realmente no lo son. Pero sí que constituyen un auténtico truco sucio al alcance de aquellos que pueden permitirse renovar su aplicación cada poco tiempo, y además engañan al usuario sobre lo que realmente descargan y sobre las opiniones que el producto está recibiendo. Para evitar esto lo único que podemos hacer es justamente lo que están tratando de evitar: Votar negativo. Desde ThinkFuture proponemos guardar en las notas de Apple (para que esté disponible en cualquier dispositivo aunque puede valer cualquier sistema, evidentemente) el siguiente texto

Actualizar porque sí no, gracias 
Esta nueva moda de actualizar las aplicaciones cada X días sin ofrecer nada ni cambiar nada es reírse de la gente.
Voto negativo a cada app que lo haga 

y cada vez que observemos una de estas actualizaciones vacías votar con una estrella y pegarlo en la descripción del voto. Tardaremos unos pocos segundos en hacerlo y si esta práctica se extiende seguro que no tardarán en dejar de tomarnos el pelo con actualizaciones vacías.

Para saber más

El Podcast Masqueteclas de Jose Manuel Ramírez trató este tema hace unos pocos días, y en él podemos escuchar una muy buena explicación sobre todo esto.

Puedes escuchar el audio desde AQUI.

Anterior

Un viaje a la medicina del pasado a través de 16 escalofriantes fotografías

Siguiente

La imprenta también se moderniza

5 comentarios

  1. Jose

    El artículo me parece buenísimo y tienes toda la razón. La idea del texto es muy buena pero yo también la traduciria al inglés

    Un saludo

  2. Jose

    Por si te puede ser de utilidad:
    Updates without a reason? no, thanks. This new «fashion» of updating apps in return of nothing new, is pulling my leg !!!

  3. Alejandro

    Salvando al mundo troleando aplicaciones.
    Antes las conspiraciones eran más ingenuas. Se quedaban en inventar historias… Ahora hacen planteos revolucionarios para resolverlas. (En español y en Inglés)

  4. Alvaro

    Bueno, yo estoy bastante de acuerdo con el artículo y con la conclusión, que nos están tomando por idiotas, pero no del todo con alguno de los argumentos.
    Normalmente, un equipo pequeño o unipersonal, desarrolla una app que suele ser bastante más simple o con una única funcionalidad bastante definida, ya que si fuera de otra forma, sería un proyecto inabordable por equipos tan pequeños. Por eso y por las limitaciones del equipo, es lógico que tengan menos capacidad para actualizar sus apps y puede ser una causa de que su ritmo de actualizaciones sea menor.
    Por otra parte, un equipo grande que siga una metodología agile (como hacen casi todas), siguen una planificación de lo que van a ir desarrollando, mejoras técnicas, refactorización de código antiguo y mejoras funcionales. En ese entorno, lanzar versiones nuevas cada dos semanas entra dentro de lo habitual y no siempre tiene que ser mejoras que un usuario «vea».
    Repito, que no quiere decir que esté justificando su modus operandi o que esté en desacuerdo con la conclusión de que nos timan, sino dando mi punto de vista de uno de los argumentos

1 Pingback

  1. #913 Miscelánea

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Funciona con WordPress & Tema de Anders Norén