Pocos o ninguno son ya los sectores profesionales que quedan al margen de la modernización digital y sobre todo de la comodidad de obtener productos y servicios tranquilamente desde nuestro hogar. Desde tiendas que nos ofrecen todo tipo de artículos para la compra (alimentación incluida) y que nos llegan apenas horas después de haberlos  comprado -pensemos en el fabuloso servicio que presta Amazon; hasta servicios online de lo más variopinto hace ya tiempo que prácticamente todo puede ser obtenido, comprado o requerido desde la Red. Uno de los últimos en subirse a este carro ha sido un sector de los más tradicionales y clásicos que podemos encontrar desde que empezó a funcionar allá por el año 1440 y no es otro que el mundo de las imprentas.

La nostalgia seguro que nos lleva a recordar aquellos tiempos en los que esperábamos cola en atestadas papelerías cercanas a la facultad o al instituto y en las que por poco dinero podíamos hacer fotocopias de más o menos calidad de nuestros apuntes. Si la máquina era de las mejores incluso las hacían a doble cara, reducidas, a color… las posibilidades de profesionalizar nuestros apuntes eran inmensas.¡Algunos hasta los encuadernaban, los muy empollones!

Luego a los pocos años y ya inmersos en el mundo laboral con nuestro primer empleo recién estrenado buscábamos afanosamente darnos a conocer. ¿Y qué mejor para ello que unas estupendas tarjetas de visita? En centros comerciales no faltaban máquinas que por un precio muy razonable nos ofrecían packs de 50 o 100 tarjetas bastante personalizables gracias a las plantillas que incluían y que luego repartíamos orgullosos a nuestros familiares y amigos.

Inicio_Estanteria

Un poco más tarde, llegada la Navidad, algunos hasta nos atrevíamos a hacer un calendario para el año entrante con nuestros Mac (son lo mejor para el diseño, les decíamos a los que nos preguntaban por ese extraño PC de colores) y enviarlo a la familia como felicitación navideña tras haber acudido nuevamente a esa papelería de confianza donde nos lo imprimían reducido en papel fotográfico y un aspecto magnífico.

Hoy, como decimos, todo eso también puede ser hecho desde nuestra casa gracias a la incorporación de servicios tradicionales y en los que la modernidad no está reñida con la calidad de lo artesanal como las imprentas online. Aunque como todo este mundo globalizado tiene su pega, y es que una saturación del sector puede hacer que proliferen servicios mediocres en cuanto a calidad o excesivos en lo referente al coste final. Por otro lado aunando estas dos cualidades de calidad y precio y siendo meticulosos en la búsqueda de soluciones como hemos hecho nosotros, podemos encontrar empresas muy interesantes como Onlineprinters.es

KodakDigitalProductionPrinter

Acudir a este tipo de servicios, tanto a nivel empresa como de mero usuario ocasional nos proporciona una serie de ventajas nada desdeñables, y no sólo hablamos como al principio de la comodidad de hacerlo desde nuestra casa. Desde el precio, íntimamente relacionado a la mayor competencia existente, hasta la calidad que provoca esta misma multiplicación de empresas que hace que las buenas realmente destaquen. Por un precio aún más ajustado que el que nos ofrecían aquellas papelerías de nuestra juventud podemos acudir a servicios online que de forma antes solo accesible a profesionales del sector no sirven todo tipo de soluciones.
Y si aún crees que este servicio no es para ti, pongamos algunos ejemplos:

-Impresión y hasta encuadernación de apuntes de clase o temarios de oposición para poder estudiar con mucha más comodidad.
-El mismo caso pero para manuales de fotografía, programación, diseño o cualquier otro hobby del que dispongamos multitud de PDFs repartidos por nuestro disco duro.
-Imprimir ese libro que al final hemos logrado terminar y que además de subirlo a las plataformas digitales a ver si tiene éxito queremos tener algunos ejemplares físicos para regalar.
-Hacernos cualquier producto de merchandising con el nombre de nuestro grupo de música preferido, la cara de nuestro perro o la foto de nuestro hijo.
-Por supuesto si entramos en el terreno profesional y necesitamos soluciones avanzadas de impresiones en grandes formatos, publicidad, etc ni que decir tiene que es la opción adecuada.

Todo ello como decimos, desde nuestra casa, a un precio muy ajustado y a un par de clics de distancia. ¿Aún piensas que servicios como los de Onlineprinters no son para ti?