La XXXI edición de los Juegos Olímpicos que se está celebrando en Río de Janeiro va a ser recordada como una de las ediciones récord en cuando a innovaciones tecnológicas se refiere. Del 29% de dispositivos inteligentes estimados utilizados en los Juegos de Londres se ha pasado al 45% en Río.

Desde la magnificencia de la estructura informática que organiza y permite que se lleven a cabo los Juegos, hasta los trajes de baño de fibra de carbono y las gafas de sol ecualizadoras de luz, el despliegue tecnológico tiene como objetivo que la competitividad de los 11.000 atletas sea cada vez mayor.

Río estrena la última vanguardia tecnológica

Cuatro años después de los Juegos Olímpicos de Londres, la tecnología utilizada entonces ha quedado en gran medida obsoleta. Y es que esta internacional y épica fecha deportiva no es solo un evento deportivo, sino que sirve de escenario de prueba de las últimas y más vanguardistas tecnologías.

Atos, proveedor oficial de soluciones informáticas tiene a su cargo más de 12.000 dispositivos informáticos en las 22 sedes olímpicas. Con gran experiencia en la organización y soporte informático de Juegos Olímpicos, esta empresa previene además de desastres naturales o ataques cibernéticos.

A nivel de seguridad, cuatro globos con trece cámaras de alta resolución direccionadas al Ejército se encargarán de velar por la seguridad de públicos y aficionados.

Por otro lado, algunas retransmisiones en directo gozarán de contenido 4k. La firma Omega ha añadido mayor color a las pantallas, además de la cámara Scan O’Vision Myria, que tomará 10.000 fotos por segundo, cinco veces más que la de Londres 2012.

Gadgets para los atletas

Los sensores de impacto de los luchadores o las prótesis de fibra de carbono de los atletas velocistas utilizadas en Londres ya son cosa del pasado y han dejado paso a gadgets de lo más curiosos. En el caso de los runners, ahora cuentan con cintas musculares 2.0 elaboradas por Nike que permiten que el aire se mueva alrededor del cuerpo.

Otro Gadget muy utilizado serán las gafas ecualizadoras de luz, que autónomamente regulan la cantidad de luz que las atraviesa ajustando incluso los colores y que servirán de mucha ayuda a los ciclistas y los atletas que compitan en disciplinas como el voleibol.

Los nadadores tampoco se quedan atrás. La marca Speedo ha elaborado unos gorros de silicona que impiden al 100% la entrada de agua, gracias a que han sido creados a partir de unos escáneres en 3D de las cabezas de los atletas.

La mejor tecnología para los aficionados

Además de las cámaras de seguridad y de los dispositivos de retransmisión de imágenes (como las cámaras de ojo de halcón que permitirán en voleibol ver si una decisión del árbitro es o no correcta a tiempo real), también se han puesto a disposición de los asistentes 4.000 terminales de pago en tiendas con tecnología NFC, brazaletes recargables con sistema de pago e incluso anillos con sistema contactless.

Además de las aplicaciones oficiales (‘Río 2016’ o ‘The Olympics’) la App de la casa de apuestas bet365 ofrece a los aficionados a los Juegos Olímpicos un amplio mercado de apuestas para la gran variedad de disciplinas que se disputan en Río. De fácil descarga, fácil manejo y con ofertas y bonos de bienvenida, la App permite a los usuarios realizar apuestas las 24 horas del día, tanto por anticipado como en directo.