tecnologia

Los pagos online, aún más seguros que en comercios

Todos lo recordaremos. Uno de los temores que más se extendieron con el comienzo de la expansión de Internet fueron los pagos en la Red. Aunque, extrañamente, nadie se asustaba al entregar su tarjeta de crédito a un camarero que en aquel entonces se la llevaba para cobrar y la perdíamos de vista. Y eso sí que era peligroso pues podía copiar todos los datos en apenas unos segundos. Poco a poco ese miedo a comprar en internet se ha ido venciendo y aunque siempre va a haber quien pretenda robarnos, tanto en persona como a través de internet; y es que las estafas se reinventan para ser cada vez menos perceptibles. Por suerte, sin embargo, a la par aumenta la información disponible para los usuarios y también los sistemas de seguridad de un gran número de sitios web que trabajan con pagos en línea.

Hay normas básicas de seguridad online que casi todos tenemos muy presentes. Ya sabemos, por ejemplo, que para introducir nuestros datos con seguridad la url en la que estemos comprando debe comenzar por https y no por http, aunque la mayor parte de los navegadores ya acompaña con un más que claro icono de un candado cerrado para que sea más visual y evidente cuando estamos en zona segura. También es interesante utilizar las herramientas que los vendedores o proveedores de servicios ponen a nuestra disposición. Por ejemplo, si un sitio web en el que vamos a efectuar pagos ofrece una aplicación para el teléfono o la tablet, es una buena idea siempre hacerlo desde ahí. Además aunque no nos sea posible, el mero hecho de poder realizar pagos desde una aplicación propia evidencia que la web también será segura.

Un buen ejemplo de ello es el sistema que tiene el salón de juegos merkurmagic, una sala online que ofrece máquinas tragaperras, ruleta, blackjack y máquinas de slots. Cuenta con sus aplicaciones para jugar desde el smartphone y desde las que se pueden realizar tanto depósitos como retiradas de premios. Para ello, ofrecen sistemas prepago y tarjetas VISA y Mastercard. Cuando ganas, el premio lo tendrías en tu cuenta en menos de 24 horas y sin comisiones.

En este caso, MerkurMagic comenzó en salas de juego presenciales y después se adentró en el entorno online. Por tanto cuentan con una amplia experiencia en diseño de un software atractivo al usuario. Con interfaces accesibles y tecnología avanzada de uso intuitivo consiguen que el jugador pueda disfrutar de la experiencia, sabiendo que puede confiar en que sus datos bancarios están en buenas manos.

Mientras que otros negocios en internet como la venta de entradas a eventos y espectáculos o cualquier tienda online ponen a nuestra disposición pagos a través de PayPal o sistemas de protección mediante claves enviadas por SMS, los pagos con tarjeta en establecimientos físicos deben innovar para ofrecer una seguridad a la altura de los pagos online. Cada vez es menos frecuente que utilicemos tarjetas de firma, y más habitual el pago con código PIN.

apple_pay

Hace más de dos años, Apple patentó su sistema de pago Apple Pay para poder pagar, tanto en establecimientos como a través de internet, con sólo tocar el botón Touch ID de sus dispositivos. Sin embargo, está tardando en aterrizar en territorio español debido a los numerosos convenios que debe adoptar con diferentes empresas. Parece que Mercadona podría ser una de las primeras en ofrecer este método de pago en España. Sin embargo, ING se les ha adelantado instaurando un sistema de pago simplemente con acercar el smartphone al terminal de pago. Disponible sólo para clientes de su propio banco, esta opción contactless es fruto de acuerdos con MasterCard y Redsys.

Hay no obstante quienes desconfían de este sistema, alegando que cualquiera con un móvil robado puede dejar a su dueño la cuenta a cero a base de micropagos de importe inferior a 20€, ya que para estas operaciones no será necesario introducir el código PIN. No será tan sencillo, ya que es necesario desbloquear el teléfono móvil para realizar un pago, independientemente de su cuantía. De cualquier manera, siempre será más seguro que mostrar la numeración de la tarjeta de crédito y su código CVV a un vendedor que puede copiarlos para utilizarlos posteriormente.