Noticias, tecnologia

Todo el poder del HDR en tus manos con Aurora

Si hay una compañía que en los últimos tiempos esté apostando realmente fuerte con programas de calidad por la fotografía, esa es sin duda MacPhun Software . Si ya nos habían sorprendido a todos con programas como FX Studio, Noiseless, Intensify, o el estupendo Tonality, (quizá el mejor programa para la gestión de fotografía en banco y negro que existe para Mac); hace poco dieron un auténtico puñetazo en la mesa con autoridad y sacaron Luminar, del que ya hablamos aquí hace no demasiado tiempo.

Durante estas últimas semanas hemos estado probando a fondo su otra gran apuesta, la gestión de la fotografía en Alto Rango Dinámico o HDR con Aurora HDR. Vamos a verlo.

El HDR es una técnica fotográfica que nos permite, cuando una imagen tiene distintas zonas de exposición (zonas claras mezcladas con otras más oscuras) superar los límites de los sensores y obtener una imagen más acorde y real con lo que percibe el ojo humano al que no afectan estas limitaciones. Este proceso utiliza múltiples tomas de una misma escena con diferentes valores de exposición que se combinan posteriormente en una única imagen con un mayor rango dinámico. Habitualmente se suelen utilizar tres fotografías en las que se modifica la velocidad a la que las tomamos, una con la exposición media que haríamos normalmente, más otras dos, una sobreexpuesta para obtener detalle de las sombras y otra subexpuesta para recuperar las altas luces.

Es decir, de estas 3 tomas

obtenemos esta otra:

El HDR se puso de moda hace algunos años y el resultado, generalmente, no podía ser más desalentador. Colores exageradamente saturados y escenas tan contrastadas que lo único que logran es, muy vistosamente eso sí, obtener una imagen absolutamente irreal y artificial.

Sin embargo con Aurora HDR podremos obtener fotografías realmente bien procesadas y no imágenes chillonas, tonos agresivos y colores irreales muy exagerados, sino mucho más cercanas a la verdadera percepción de lo que el ojo humano es capaz de observar. Y esto, no lo olvidemos, es para lo que se creó el HDR. Por supuesto no se deja de lado la creatividad del fotógrafo así que si lo que realmente es queremos es eso, también podremos lograrlo ya que tendremos hasta trece grupos de ajustes de imagen para adaptar al milímetro aspectos como el tono, estructura, ruido, color, detalle y muchos más.

Si no queremos complicarnos demasiado, Aurora HDR cuenta además con diferentes conjuntos de preajustes, que nos serán muy conocidos a los usuarios  habituales de sus otros programas que permiten obtener un resultados de muy diverso tipo. Además podremos marcar nuestros favoritos y pasar de uno a otro rápidamente o crear nuestras propias recetas cuando encontremos nuestro propio estilo.

Aurora HDR nos ofrece también un control absoluto sobre la edición y el procesado de nuestras fotografías tras la creación del HDR por si no tenemos suficiente con los filtros predefinidos o queremos ajustar aún más el resultado deseado. Aquí los usuarios de Luminar se encontrarán tremendamente cómodos ya que Aurora en una interfaz casi idéntica ofrece un gran control sobre casi cualquier aspecto de la edición posterior y sobre todo una amplia gama de herramientas de máscara. Por si esto fuese poco cualquier edición que hagamos con máscara puede aplicarse además en capas o filtros individuales, disponiendo así de una infinita versatilidad creativa.

Como hemos dicho, además tendremos control absoluto sobre la edición manual de la fotografía con opciones para procesar el mapeo de tonos, temperatura de color, estructura, reducción de ruido, brillo, filtro polarizador, detalles, ajustes superiores e inferiores, curvas de tono, viñeteo etc. Todo ello unido a un fabuloso sistema de exportación e integración con otras aplicaciones que tengamos instaladas hace que nuestro control sobre la fotografía sea prácticamente infinito. De hecho podemos procesar nuestro HDR hasta el detalle en Aurora para posteriormente terminar la edición en Luminar y volver guardando los cambios para luego compartirlo en redes sociales o exportarlo a Lightroom, Photoshop, o cualquier otro programa. Sencillamente espectacular.

El modo en que nos muestra nuestro trabajo con la fotografía también es tan visual como efectivo. Aparte del típico “antes y después” que podremos activar en el menú superior, un cursor de desplazamiento nos enseñará de forma rápida cómo ha quedado nuestra imagen y como estaba antes de tratarla. Tan útil como vistoso, os lo aseguramos.

Aurora HDR está disponible para la compra online desde la web de MacPhun por 99 euros, un precio razonable para un programa tan completo como este y que, en nuestra opinión, vale cada céntimo que cuesta.

Si quieres probar el programa antes de comprarlo puedes hacerlo desde aquí y bajarte una demo completamente funcional en la que podrás experimentar todas las maravillas de este programa.