Curiosidades, tecnologia

Los 10 fracasos de Apple de los que nadie quiere hablar (Parte 2)

La semana pasada dábamos un breve repaso sobre cinco productos que no han sido precisamente la niña de los ricitos de oro de Apple. Más bien, cada uno supuso un duro golpe a la compañía y no fueron bien recibidos entre sus clientes.

Hoy en Thinkfuture os traemos otros cinco dispositivos que tampoco pasarán a la historia como los más queridos, pero que sin duda la empresa californiana ha sabido ver en ellos los errores que hay que evitar a la hora de ofrecernos esa conocida experiencia out-of-the-box:

1- Macintosh TV:

En 1993 Apple intentó aunar dos mundos que hasta entonces siempre habían ido por caminos separados, la televisión y la informática; básicamente era una mezcla entre computadora y televisor. Cabe destacar su color negro, nunca utilizado para un ordenador hasta entonces en la compañía de Cupertino, así como sus periféricos; un teclado, un ratón y un mando para ver la televisión, también de color negro.
El problema residía en que la televisión no se podía ver como una ventana dentro del escritorio del ordenador, que sumado a su alto precio (unos dos mil dólares de la época) desalentó a posibles compradores.
Como televisor era caro, y como ordenador no tenía un hardware que justificase su importe. Se fabricaron 10.000 unidades y sólo cinco meses después de su salida, el dispositivo fue descatalogado.

2- Power Mac G4 Cube:

A principios del segundo milenio, Apple quiso conquistar al territorio empresarial con un ordenador que estuviese a la altura de lo que demandaban las empresas, y en Julio del año 2000 salió al mercado el Power Mac G4 Cube, un producto que combinaba las características del iMac y del Power Mac G4; el diseño del primero y la potencia del segundo.
No obstante, apariencia vanguardista impedía el uso de tarjetas de vídeo de gran longitud, y aunque traía soporte para poder añadirlos, en su configuración original carecía de ventiladores. Los clientes también se quejaban de la ausencia de entradas y salidas de audio convencionales de la época, y unido de nuevo a un precio quizás demasiado alto, puesto que hablamos de 1.699$, provocaron que en un año dejasen de fabricarlo.
Con todo, su exquisito diseño cúbico realizado con metacrilato lo han convertido en un objeto de culto, llegando a ser exhibido en el Museo de Arte Moderno de Nueva York.

3- iPod Socks

Sí, has leído bien…calcetines. Entre los muchos complementos que se fabricaron para el iPod classic, sin duda éste es el más peculiar. A finales del 2004 la empresa de Palo Alto sacó unos calcetines a modo de protector para el mítico reproductor de música, y en seis colores diferentes, nada menos.
Aquí hay que puntualizar algo; si bien es cierto que Apple puso de moda usar calcetines como protectores (¿quién no ha llevado su teléfono móvil guardado en un calcetín con un simpático bordado?), los suyos en concreto no tuvieron mucha aceptación; tenían un diseño bastante austero, y un precio que ascendía a 29$ el pack de seis o 5$ cada uno, y rápidamente fueron quitados del mercado.

4- iPhone 5C (funda incluida):

La expectación que causó en 2013 el inminente lanzamiento de un iPhone barato provocó que el cúmulo de despropósitos que era el iPhone 5C fuese recibido con una ola de desilusión general; nos encontramos con un iPhone 5 reacondicionado, con una carcasa de plástico, y carente de todas las novedades que traía el iPhone 5S con el que compartió su salida al mercado, como el Touch ID o la grabación de vídeo a cámara lenta, y todo esto por 599€.
Y no podemos olvidar las fundas de diversos colores que acompañaban a este terminal con sus curiosos agujeros, las cuales solo parecían ratificar el estrépito fracaso que fue este producto.
Si bien es cierto que Apple nunca ha dado cifras exactas sobre este dispositivo, el hecho de que fuese retirado de su catálogo dos años más tarde coincidiendo con la presentación del iPhone 6S, nos da a entender que no tuvo unos resultados muy satisfactorios.

5- Mac Pro:

Hace 5 años Apple se planteó qué necesitaban los profesionales, y el resultado de ese planteamiento resultó ser el Mac Pro. Un ordenador potente, silencioso y con un diseño, cuanto menos, original. El principal inconveniente que le vieron los usuarios fue la arquitectura elegida para este producto, que acababa con su modularidad y que limitaba sus posibilidades de expansión a dispositivos externos conectados a través de sus puertos Thunderbolt.
Como decíamos antes, el Mac Pro del 2013 tiene un diseño muy particular, no se le puede discutir. Pero su forma cilíndrica no ha sido muy bien acogida por los consumidores, ya que su apariencia recuerda en gran medida a una papelera.
Y no nos podemos olvidar de su precio; con una configuración inicial que asciende a los 3,455,59€ actualmente, y que además no cuenta con ningún periférico adicional como teclado o ratón, es un evento que por seguro alienta a posibles clientes a buscar otras alternativas.
El Mac Pro sigue a la venta en el momento en el que este artículo es publicado, pero no podemos negar que ha sido un fracaso en sus ventas, hasta tal punto que el año pasado Apple convocó un encuentro con la prensa en Cupertino, y a través de tres de sus ejecutivos se disculpó por las erróneas decisiones que se tomaron a la hora de construir el Mac Pro, anunciando también sus intenciones de renovarlo completamente, un producto que se ha confirmado que verá la luz en 2019.

Y hasta aquí nuestra lista de hoy. Esperamos que hayáis disfrutado y os haya servido para poder ver a la firma de Tim Cook con un aspecto más humano, que puede caer en equivocaciones como cualquier empresa. ¿Que será del próximo iPhone o el próximo iPad? ¿Serán dispositivos destinados al rechazo por parte del colectivo?

Como conclusión final, en el artículo anterior hacíamos hincapié en que Apple había tenido ciertos desaciertos en sus productos de los cuales había sabido sacar provecho. En esta ocasión no queríamos dejar pasar la oportunidad de felicitar a todas las compañías que alcanzan el éxito en su sector gracias a su tenacidad y perseverancia.