Software

Cómo lograr -por fin- que Google deje de almacenar tu ubicación

Que Google es una empresa que comercia y vive de nuestros datos y  se sirve de nuestra privacidad para hacer caja es algo sobradamente conocido. Y aunque en su página de ayuda, aparece un mensaje bastante claro sobre privacidad, afirmando que el usuario puede desactivar su historial de ubicaciones en cualquier momento y que si lo hace “se dejará de guardar información sobre los sitios donde ha estado”, una investigación de Associated Press  ha demostrado que muchos servicios de Google, tanto en Android como en iPhone, les importa un bledo esto y siguen almacenando datos de ubicación aunque hayamos desactivado el historial de ubicaciones. Aunque la solución para evitarlo es más que evidente (no instalar jamás ningún programa que provenga de Google) puede que por algún extraño motivo para algunos usuarios esta medida resulte demasiado agresiva por lo que hoy vamos a ver cómo lograr -por fin- que esta compañía deje de almacenar nuestra ubicación.

Ya se ha averiguado que este almacenamiento inesperado de Google adopta formas diversas. Por ejemplo, lo hace cada vez que abrimos Google Maps, cuando el dispositivo actualiza su aplicación de predicción del tiempo e incluso si buscamos información aunque no esté relacionada con ninguna ubicación  (“Galletas con chocolate” o “Kits de ciencia para niños” son los sencillos ejemplos que pone Associated Press).

Entonces ¿qué podemos hacer para que Google, esta vez de verdad, deje de almacenar esta información? El primer paso, como hemos mencionado y aunque no sea suficiente, es el de desactivar nuestro historial de ubicaciones. Para hacer esto tan sólo  hacerlo, solo temas que entrar en nuestro perfil  y en la parte inferior del mapa pinchar en la opción “Gestionar el historial”. Desde ahí podremos desactivarlo.

Claro que eso ya lo habíamos hecho antes y ahora resulta que Google sigue almacenándolo porque le da igual lo que sus amados usuarios le digan. Y efectivamente eso es justo lo que ha destapado la investigación de Associated Press. Un portavoz de Google, que negaba las acusaciones de haber actuado de manera poco transparente, mostraba finalmente la forma de hacerlo aconsejaba en el artículo la desactivación de la opción “Actividad en la Web y en Aplicaciones“. En este enlace podemos ver cómo hacerlo tanto en ordenador como en Android o iOS.

Aunque claro, si tratamos de desactivar esta opción nos encontraremos con que no existe la posibilidad de desactivar exclusivamente la información referida a ubicaciones. Por tanto, como advierte Google en un popup, si desactivamos esta opción es probable que las experiencias de sus servicios sean menos personalizadas, al afectar a otros servicios. “Menos personalizadas”… sin comentarios. Pero sí, hacedlo.

La pregunta ahora es evidente: ¿qué pasa con las ubicaciones que Google ha almacenado hasta el momento? aunque aseguraba no estar haciéndolo.

En el mismo mensaje que aparece al detener la opción de “Actividad en la Web y en Aplicaciones” se advierte de que no se eliminan los datos que ya se habían almacenado, así que para hacerlo tendremos que acudir a un servicio llamado Mi Actividad, que Google lanzó hace dos años, y donde se centraliza toda la actividad de nuestra cuenta, desde las búsquedas que hemos hecho hasta los vídeos que hemos visto. Da un poco de miedo ver todo lo que esta gente ha recopilado de nuestra navegación durante años.

Por tanto, si queremos localizar todas las actividades que tengan asociada una ubicación y que Google ha guardado, tendremos que buscar el icono de ubicación al lado de la palabra “detalles”. Lo normal es que el icono aparezca en nuestra actividad vinculada a Google Maps, aunque, según esta otra noticia de AP, también es posible encontrarlo junto a otras acciones, como simples búsquedas de la web. Si pinchamos sobre el icono se abrirá una pantalla que muestra el lugar exacto en el que nos encontrábamos al hacer la búsqueda.

Ahora, si queremos borrar un registro de ubicación concreto, tendremos que pinchar en: icono de ubicación>desplegar el menú de los tres puntos de la esquina superior derecha>eliminar:

Como Google es tan amable con sus usuarios no permite borrar la información almacenada sobre ubicaciones con un solo click. Por tanto, tenemos tres opciones:

  1. Buscar toda la información dispersa sobre ubicaciones y borrarla individualmente. Trabajo de chinos
  2. Eliminar toda la información almacenada en un rango de fechas concreto (incluyendo la opción “Desde siempre”). Además esto no sólo incluirá las ubicaciones.
  3. Y la más radical pero más efectiva, eliminar toda la información almacenada de un producto concreto, como Maps, Youtube o Chrome, por citar tres ejemplos. Para esta última opción habría que entra en Mi actividad y en el menú de la izquierda “Eliminar actividad por” y elegir el producto y la fecha.

Nuestra recomendación, una vez más, evitar totalmente estas compañías como Google o Facebook que comercian con nuestros datos y nos insultan y nos mienten haciéndonos creer que han dejado de hacer una cosa cuando es justamente lo contrario. Como se ha dicho muchas veces, cuando un producto es gratis, es que tú eres el producto.