Spotify ha revolucionado las redes sociales en las últimas horas al saberse que ha establecido en la última actualización de sus términos y condiciones de uso de su plan Familiar ‘premium’ que pedirá a sus usuarios la verificación de la dirección de su casa «de vez en cuando» para confirmar que se continúan cumpliendo los criterios del plan que dictan que los usuarios tienen que vivir en la misma casa.

Según ha descubierto CNET, Spotify incluyó en la última actualización de sus términos y condiciones del plan Familiar que decía textualmente que «es posible que, de vez en cuando, se pida volver a confirmar el domicilio, con el fin de verificar que se siguen cumpliendo los requisitos para acceder al servicio». 

El plan Familiar de Spotify, disponible actualmente en España por 14,99 euros al mes, consiste en una suscripción premium para seis cuentas, frente al plan individual que cuesta 9,99 euros al mes.

Desde la entrada de las nuevas políticas, Spotify especifica que «todos los miembros de un plan familiar tienen que vivir juntos», como recogen sus términos y condiciones. Así que para activar nuevas cuentas al parecer ahora se pide al usuario verificar la dirección de su casa. 

No deja de ser curioso que el servicio utilice la búsqueda de dirección de Google Maps, porque la dirección que introduces tanto en la activación como en la re-verificación estará sujeta a los términos adicionales del servicio de Google Maps y la política de privacidad de Google. Con lo que ello significa para quienes estamos absolutamente en contra del uso que Google hace de nuestra privacidad. Aunque si lo pensamos podría haber sido peor… ¡podría haber sido Facebook!

En su página de soporte afirman que utilizan Google Maps primero para «ayudar al propietario del plan a encontrar su propia dirección» y seguidamente les pide a los miembros a los que este ha invitado que confirmen que viven en la misma dirección «habilitando los servicios de localización de sus dispositivos.» A pesar de ello, declaran que «no hacemos un seguimiento de tu localización. Solo comprobamos tu dirección en el momento en el que se te pide confirmar que vives en la misma dirección». Y añaden que «tampoco almacenamos ninguna coordenada una vez el proceso de verificación está completado».

Desde Spotify afirman que la empresa «se reserva el derecho a terminar o suspender el acceso al servicio de Spotify Familiar premium y de la cuenta inmediatamente y en cualquier momento si no cumples con los criterios de elegibilidad».

En cualquier caso y desde ThinkFuture tenemos clarísimo que la alternativa a este abuso pasa por contratar un servicio que no necesite saber dónde ni con quién vivo, un servicio que no use mis datos personales para establecer su política de negocio ni comercie con mi ubicación, mis contactos o mis preferencias.

Y seguro que encontramos alguno…