tutoriales

Cómo crear tu propia Hackintosh Portable

Hoy en día es tremendamente común encontrar versiones portables de multitud de programas que usamos día a día. Es cómodo, sencillo, no requiere instalación y podemos trabajar con ellos en cualquier parte, tan solo con llevar nuestro USB con nosotros.

También es muy habitual cncontrar versiones live de los diferentes distros de Linux o encontrar Hackintosh, o computadoras que ejecutan el sistema operativo Mac OS sin ser fabricadas por Apple (y sin su consentimiento, claro). Lo que ya no es tan común es encontrar todo eso junto. Es decir, versiones live del sistema operativo Mac OS. Hoy vamos a aprender a crear una distribución de OS X 10.6.2 llamada iPortable Snow.

Para crear una versión portable de un Hackintosh necesitamos una memoria USB de al menos 8GB, la versión de iPortable Snow que podemos descargar en torrent desde aquí y un ordenador Mac.

Una vez descargada iPortable Snow, debemos formatear la memoria USB utilizando la Utilidad de Discos de nuestro Mac, creando una partición formateada con Mac OS Plus (con registros). Es muy importante seleccionar la opción de Registro Maestro de Arranque en el menú Opciones.

Ahora abrimos el instalador de iPortable Snow:

Elegimos la opción iPortable Snow x86, lo cual arrancara automáticamente el programaCopyCatX.

Hacemos clic en la primera opción “Backup/Restore” y seleccionamos la partición que creamos en la memoria USB. Ahora, al elegir Restore, el prorama pedirá el archivo que deseamos restaurar. Tan sencillo como elegir iPortable Snow x86 y esperar a que se carguen los archivos a la memoria USB.

Una vez que lo archivos se hayan transferido al USB es necesario reparar el Registro Maestro de Arranque (MBR). Esta fase es imprescindible, por lo que deberemos acudir  nuevamente a la carpeta de instalación de iPortable Snow y elegir la opción “First Aid”. Allí encontraremos una utilidad llamada  iPortable Bootfix., Lo ejecutamos y cuando nos ofrezca la opción “Change Install Location” elegimos como ubicación la memoria USB una vez más.

Es necesario advertir aquí que este paso es muy importante, ya que si no se especifica la memoria USB como ubicación, la aplicación terminara instalando un nuevo cargador de arranque en el ordenador. Mucho ojo.

Una vez que termina el proceso nuestro USB estará listo para ser utilizado como una versión live de Mac OS X 1.6.2.

Vía LifeHacker.