Pocos o ninguno son ya los sectores profesionales que quedan al margen de la modernización digital y sobre todo de la comodidad de obtener productos y servicios tranquilamente desde nuestro hogar. Desde tiendas que nos ofrecen todo tipo de artículos para la compra (alimentación incluida) y que nos llegan apenas horas después de haberlos  comprado -pensemos en el fabuloso servicio que presta Amazon; hasta servicios online de lo más variopinto hace ya tiempo que prácticamente todo puede ser obtenido, comprado o requerido desde la Red. Uno de los últimos en subirse a este carro ha sido un sector de los más tradicionales y clásicos que podemos encontrar desde que empezó a funcionar allá por el año 1440 y no es otro que el mundo de las imprentas.

Leer más