Mia

Hace algún tiempo, gracias al sensacional podcast de iCharlas (aprovechamos la ocasión para recomendarlo fervientemente) descubrimos un modo muy imaginativo de organizar las aplicaciones en nuestros smartphones, especialmente en los iPhone. Se trataba según explicaron maeltj y phroc de situar en la primera pantalla del teléfono aquellas aplicaciones que usamos más, pero siempre sin utilizar carpetas. Es decir, colocaremos ahí aquello que es más usado y a lo que accedemos por tanto un mayor número de veces al día. De este modo logramos dos objetivos: en primer lugar rapidez y comodidad al acceder de manera inmediata a aquello que efectivamente más necesitamos en el dispositivo, bien sea el correo electrónico, la cámara de fotos, el navegador, etc. Por otro lado tenemos así una valiosa información justamente sobre lo contrario, es decir, aquellas aplicaciones que tenemos instaladas y que rara vez usamos. O incluso que no usamos nunca.

Leer más