Cuidado, Whatsapp actualiza sus condiciones para compartir tus datos con otras empresas

WhatsApp actualiza sus términos y políticas de privacidad para exigir al usuario el intercambio de datos privados que serán compartidos con Facebook y con empresas relacionadas, algo que entrará en vigor a partir del 8 de febrero.

Facebook sigue haciendo de las suyas. Ya hemos alertado en multitud de ocasiones sobre las formas de esta empresa y cómo su negocio se sitúa exclusivamente en comerciar con nuestros datos y hacer negocio de nuestra privacidad. Desde la compra de Whatsapp e Instagram esto ha ido a más y el último movimiento ha sido dejar bien claro al usuario que ciertos datos privados serán compartidos con Facebook y también con empresas relacionadas.

Tal y como hemos podido leer en Twitter estos días, a partir de hoy y durante las próximas jornadas, los usuarios de WhatsApp irán recibiendo un aviso en la aplicación sobre los nuevos términos de uso y la política de privacidad sobre tres actualizaciones clave que van a afectar en la forma en la que WhatsApp, y por lo tanto Facebook, procesarán todos nuestros datos que podrían compartir con cualquier empresa.

Esto es tremendamente serio ya que entre todos estos cambios clave, que se pueden ver en la captura de la noticia, se incluyen cómo WhatsApp procesará a partir de ahora nuestros datos y cómo las empresas pueden usar los servicios alojados en Facebook para almacenar y administrar nuestros chats de WhatsApp, además de (literal) para ofrecer integraciones más profundas en todos los productos.

Todos estos cambios entran en vigor el próximo 8 de febrero, y si el usuario a partir de esa fecha sigue utilizando WhatsApp, habrá aceptado estas nuevas condiciones de uso.

Si aceptamos estos cambios y seguimos utilizando la aplicación después de ese día, toda esta información podría ser compartida a WhatsApp a otras empresas de Facebook: registro de nuestra cuenta incluido el número de teléfono, datos de las transacciones, información relacionada con el servicio, información sobre cómo interaccionamos a través de nuestras conversaciones, información del teléfono móvil y la dirección IP.

Se puede añadir poco a todo esto, y debe ser el usuario final el que decida cuál es el precio de su privacidad, cuánto vale su información y hasta qué punto está dispuesto a que algunas empresas sigan hurgando en nuestra vida privada para hacer negocio de ella.

Muchos considerarán que es un precio perfectamente asumible y que no tienen reparos en que se comercie con sus datos. Para el resto, las alternativas están muy claras:

 

Anterior

Disney+ presenta STAR, su apuesta por el cine y las series para adultos

Siguiente

Vuelve Tweetbot

1 comentario

  1. Jose María Cortejoso

    Van a saber los vendedores como manipularnos, conocerán de nosotros lo más valioso, nuestra vida privada. Y un buen uso de la tecnología es lo que deben hacer, esto es una degradación y, pese a ciertas advertencias, que estarán en alguna cláusula perdida y con letra pequeña, pienso que dará lugar a un impacto en lo jurídico. Podría incluso dar lugar a problemas penales, se acercan a esa delgada línea que no se puede transgredir. Información confidencial que será robada en nuestras llamadas y lo que hayamos escrito. No somos nada. Nos manipularán mejor en todos los aspectos. Es la nueva esclavitud.

Responder a Jose María Cortejoso Cancelar la respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Funciona con WordPress & Tema de Anders Norén